Cinco heridos en un incendio en el hospital de San Lázaro

  • El fuego pudo ser provocado por un paciente que se encontraba en el área de Psiquiatría.

Cinco personas resultaron ayer heridas de carácter leve al inhalar humo en un incendio declarado en el Hospital de San Lázaro. El fuego se originó sobre las ocho menos veinte de la tarde de ayer en una habitación de la segunda planta, donde se encuentra el área de Psiquiatría. La Policía Nacional ha abierto una investigación para determinar el origen del fuego, que podría haber sido provocado por un paciente. El foco del incendio estaría en el colchón de la habitación de este enfermo, a la espera de que así lo confirme la inspección ocular de la Policía Científica.

El fuego generó una cierta cantidad de humo, que afectó a cinco personas. Cuatro de ellas son profesionales sanitarios, tres de los cuales fueron atendidos y dados de alta in situ por el servicio de emergencias sanitarias del 061. Uno de ellos tuvo que ser trasladado al Hospital Virgen Macarena, donde quedó ingresado. El quinto herido es un policía que también se intoxicó al inhalar humo. El enfermo que presuntamente provocó el incendio fue trasladado al área de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío, ya que su habitación quedó completamente calcinada.

Los pacientes de la segunda planta fueron evacuados y repartidos por el centro sanitario durante el tiempo que duró el trabajo de los Bomberos, que extinguieron el incendio en unos minutos. La Policía Nacional impidió el acceso al recinto a toda persona ajena al mismo, al tiempo que la Policía Local estableció un dispositivo de tráfico para garantizar el acceso de las ambulancias. Durante una hora se estudió la posibilidad de evacuar el hospital, si bien al final no fue necesario.

El servicio de emergencias sanitarias del 061 desplazó al lugar de los hechos un vehículo de apoyo logístico, un soporte vital básico, dos equipos de emergencias, un soporte vital avanzado de enfermería y un coche de mando. Los Bomberos y los profesionales sanitarios tuvieron algunas dificultades a la hora de maniobrar y trabajar en la entrada del hospital, ya que había varios turismos particulares aparcados en el interior del recinto, que restaron espacio a algunos vehículos de emergencias. De hecho, hubo ambulancias que se tuvieron que quedar fuera, aparcadas en la avenida de San Lázaro, mientras se decidía si había que evacuar el hospital o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios