El robo de hierro en los colegios públicos aumenta un 70% en los últimos 2 meses

  • Los compresores de aire acondicionado están desapareciendo de centros del Polígono Sur y Torreblanca · La plantilla de Mantenimiento pide más presión policial sobre las chatarrerías que compran el material

Comentarios 6

Los colegios públicos de la ciudad, cuyo mantenimiento depende del Ayuntamiento de Sevilla, están sufriendo con mayor intensidad en los últimos dos meses robos de material de hierro que se revende en las chatarrerías de forma ilegal. Los datos del personal de Mantenimiento y Conservación de los Edificios Municipales apuntan a un crecimiento del 70% de este tipo de incidentes en el periodo citado. El problema es que el personal municipal no puede atender como es debido a los colegios afectados. Los trabajadores y los medios disponibles son insuficientes para cubrir todas las necesidades.

Los blancos preferidos por los ladrones son los compresores de aire acondicionado instalados en la fachada de la zona del colegio donde trabaja la dirección, así como las arquetas de luz y de agua que suele haber en los patios y zonas exteriores. Se cree que los colegios atraen a este tipo de cacos de noche aprovechando que la vigilancia no está de forma permanente en el centro, ya que va rotando con el coche patrulla.

Este periódico constató ayer que estos robos se dieron hace un mes y medio en dos colegios del Polígono Sur y de Torreblanca, ambas zonas declaradas de especial transformación social. En cada caso se han llevado de tres a cuatro módulos de compresores de aire acondicionado de la dirección, dejando inutilizable el split interior y sin calefacción a los profesores. El supuesto autor de uno de esos robos habría sido detenido y ahora se enfrentaría a juicio.

El sellado de las arquetas por parte de los herreros municipales podría ser una solución contra el robo, según aseguran varios centros consultados. Otra solución que está aplicando el Ayuntamiento es sustituir las arquetas de hierro por arquetas de cemento. En San Diego, el colegio Hermanos Machado sufrió hace un año el robo de una arqueta de hierro que se repuso meses después, pero desde entonces no ha vuelto a sufrir sustracciones de material.

En el Parque Amate, el colegio Juan de la Cueva sufrió cuantiosos daños el pasado puente festivo en el patio principal, pero sin relación con el hierro y la venta de chatarra. Los individuos rompieron la cerradura de entrada para celebrar una gran botellona en el patio, dejando "una basura inimaginable", según relataron ayer fuentes de la dirección del centro. El colegio ha pedido más vigilancia al Ayuntamiento.

Fuentes de Mantenimiento y Conservación de Edificios Municipales advierten que no dan abasto para reponer el material robado, sobre todo en el caso de los herreros, que han de fabricar el material. Éstos se encuentran con dificultades para reparar puertas, rejas, vallas y demás material de hierro de los colegios que se deterioran con el paso de los años porque no dan abasto para reponer lo que se roba, advierten en su respuesta a los centros educativos que acuden a ellos.

Las citadas fuentes recuerdan que el gasto elevado que se lleva reponer el material de hierro, afecta al resto del servicio de mantenimiento (albañiles, pintores, limpiadores, etcétera) porque todas las áreas se nutren del mismo presupuesto global, informaron a este periódico fuentes del servicio.

La solución más eficaz contra los robos, según los empleados municipales, es que la Policía ponga énfasis en vigilar e inspeccionar a las chatarrerías que compran ilegalmente este material. Sin compradores cercanos, el robo sería menos rentable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios