La hora de 2.500 devotas

  • La hermandad vivirá esta noche una cita histórica en un cabildo en el que se votará que las hermanas puedan salir en estación de penitencia acompañando al Señor desde la próxima Madrugada

Comentarios 8

Día histórico para las 2.500 hermanas del Gran Poder. Esta noche, dentro de la reforma integral de las reglas que plantea la junta de gobierno que preside Enrique Esquivias, se propondrá la plena equiparación de derechos entre hombres y mujeres. O lo que es lo mismo, se abren las puertas para que las hermanas puedan salir de nazarena acompañando al Señor desde la próxima Madrugada.

Desde que las mujeres salieron por primera vez en los Javieres de manera oficial en el año 1986, la mayoría de las hermandades han ido adaptando sus reglas y disposiciones, sobre todo, tras la publicación de las Normas Diocesanas de 1997. Actualmente, además del Gran Poder, las hermandades de la Quinta Angustia, el Silencio y el Santo Entierro, desfilan sin mujeres en sus cortejos procesionales. Esta próxima Semana Santa las féminas se estrenarán en las cofradías de las Penas, que lo aprobó tras la Semana Santa pasada, y el Amor.

Aunque la reforma de las reglas que se plantea en el Gran Poder va mucho más allá del mujeres sí, mujeres no, como señala el hermano mayor, Enrique Esquivias, "éste es el aspecto que más interesa a la llamada opinión pública". Esquivias se encuentra en el ecuador de su segundo mandato al frente de la cofradía y, aunque desde el principio mostró la intención de abordar la integración de las mujeres en la estación de penitencia, no ha sido hasta ahora cuando se ha afrontado el tema: "Hemos estado varios años trabajando en la modificación de las reglas, pero ha habido asuntos que hemos considerado prioritarios y que nos obligaron a parar el proyecto, como la restauración del Señor y las obras de la basílica".

Al igual que ocurrió en la Macarena en el año 2001, la junta de gobierno ha propuesto una modificación total de las reglas, y no una reforma parcial, como ha ocurrido en otras hermandades. En San Gil, también se planteó la votación al final del segundo mandato de Joaquín Sainz de la Maza. El cabildo de la Macarena se prolongó casi 10 horas, y el resultado final fue de 354 votos a favor y 284 en contra. La decisión de la Macarena tuvo un considerable eco en los medios de comunicación nacionales. Aunque la votación en el Gran Poder se tomará cuando la mayoría de las hermandades procesionan ya con mujeres, el peso devocional y la importancia del Señor harán, sin duda, que la decisión de los hermanos traspase las fronteras locales.

Entre los hermanos el debate está servido. A pesar de que es poco probable que se vote en contra. Los hermanos han presentado enmiendas sobre 22 reglas, aunque sólo una de ellas hace referencia a la disposición que equipara en derecho a hombres y mujeres en la estación de penitencia.

El ser también la cofradía que más nazarenos pone en la calle, lleva a plantearse cómo influirá la resolución de cara a la próxima Semana Santa: "No podemos saber cuántas mujeres podrán salir, pero tenemos muy claro que las que salgan serán perfectamente asumidas por la cofradía sin necesidad de retoques, ni replanteo de horarios". El año pasado, cuando se planteó la salida de las mujeres en Pasión, cuya imagen es otro de los referentes devocionales de la ciudad, finalmente fueron 80 las que acompañaron al Señor la tarde del Jueves Santo.

Votación de las mujeres aparte, el proyecto de reforma de reglas es muy ambicioso y plantea una modernización del funcionamiento de la hermandad, "adaptándose a las Normas Diocesanas y a las circunstancias de la sociedad actual y la propia corporación", asevera el hermano mayor.

A grandes rasgos, se contempla una regulación más precisa y transparente de los derechos y obligaciones de los hermanos. Se modifica el calendario del ejercicio económico anual y la fecha de las elecciones, pasando el cabildo general ordinario a celebrarse en el mes de noviembre. Se ofrece a los hermanos residentes fuera de la provincia de Sevilla la posibilidad de votar por correo en las elecciones, para la que se crea también una comisión, ajena a la junta de gobierno, que velará por la transparencia de todo el proceso. La composición de la junta también se ve afectada. Se mantienen los 19 cargos, pero se crean los puestos de archivero y diputado mayor de gobierno, el diputado de juventud y formación pasa a ser una misma figura, y los consiliarios se reducen de 6 a 3.

Por último, se han incorporado los cultos derivados de la concesión del rango de basílica menor, y en la administración económica, se introduce una nueva regulación que limita la autonomía de la junta en la ejecución del presupuesto, y se ha dotado un fondo para la conservación del patrimonio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios