"Es hora de que los gobiernos pidan perdón"

  • La patronal, los directores de colegios diferenciados y los padres reciben con satisfacción la sentencia

Con la cautela de no conocerse aún el texto de la sentencia del Tribunal Constitucional, Rafael Caamaño, secretario general en Andalucía de la patronal de la enseñanza CECE, considera que el fallo del Alto Tribunal "refuerza el pluralismo educativo y ofrece a las familias la posibilidad de elegir el tipo de enseñanza que consideren más oportuna para sus hijos". Caamaño subraya que la resolución "refleja que la educación diferenciada es un modelo pedagógico que no puede discriminarse a la hora de recibir fondos públicos, una garantía que avala el Constitucional, que es el máximo órgano judicial en España".

El representante de la CECE fue a más en sus declaraciones a este periódico al dirigirse a las administraciones públicas que se han mostrado contrarias a concertar este tipo de enseñanza, entre ellas, la Junta de Andalucía. "Los gobiernos deben hacer una rectificación pública. Ya no pueden seguir llamando a estos centros, de forma despectiva, como segregados, pues esta enseñanza se ajusta a la Constitución", refiere.

En términos muy similares se expresa Javier Delgado, director del Colegio Altair, un centro diferenciado de Sevilla ubicado en una de las zonas con mayor índice de paro de España. "La noticia la hemos recibido con una inmensa alegría, pues tranquiliza a las familias, que tienen ya la seguridad de poder elegir este modelo educativo, al avalarlo el Tribunal Constitucional". "Ha quedado claro que este tipo de enseñanza es totamente legal", apostilla el director del Altair.

Los padres con hijos en este tipo de colegios también estaban ayer de enhorabuena. La portavoz de la plataforma Mis padres deciden, Gemma García, no duda en mostrar la "satisfacción" por el fallo judicial, que "avala el derecho de las familias a elegir la diferenciada en condiciones de igualdad con la mixta".

"El Constitucional otorga la razón a miles de padres que hemos elegido este modelo para nuestros hijos", refiere García, quien añadió que "nuestro deseo es que los socialistas acaten la sentencia sin más, como han hecho siempre".

La primera reunión que mantuvo esta plataforma se llevó a cabo en el Colegio Ángela Guerrero, de la orden de las Hermanas de la Cruz. En este centro sólo hay niñas escolarizadas. La compañía religiosa tutela otro colegio en Carmona, el de Nuestra Señora de Lourdes. El resto de los que hay en la provincia de Sevilla pertenecen a la red educativa del Opus Dei. A nadie escapa que tras el litigio judicial se enconde una batalla ideológica. En Andalucía sólo hay nueve centros diferenciados, una cifra pírrica en comparación con el centenar que hay en toda España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios