balance económico del torneo Las reacciones políticas

Los hosteleros aplauden la Davis y la oposición censura las cuentas

  • El empresariado dice que aumentaron un 30% las ventas y el PSOE denuncia que el torneo ha supuesto un "mal negocio"

Comentarios 1

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento tardaron muy poco en poner el acento en el déficit de las cuentas de la Davis, mientras que los hosteleros destacaron la importancia de que en la ciudad se celebren más acontecimientos de estas características para reactivar la economía. El PSOE calificó el torneo de "mal negocio deportivo". Su portavoz adjunto, Antonio Muñoz, se planteó si "un Ayuntamiento con un plan de ajuste y una caída tan brutal de ingresos como consecuencia del receso en la actividad económica se puede permitir el lujo de tener un millón de euros de pérdidas en torno a un evento deportivo". Y añadió: "La única bandera que esgrimían el alcalde y su equipo en lo que va de mandato, la celebración de la Davis en un año de gestión planísimo, queda en entredicho a la vista de los resultados económicos. Se pone en cuestión nuevamente -dijo- la tan pregonada austeridad del gobierno municipal". Según Muñoz, existieron gastos como salas VIP, habitaciones en hoteles de lujo o vehículos a disposición de la federación "que hubieran requerido que en un momento como el actual se hubieran negociado con cautela para no provocar este déficit". Criticó que, en general, se aceptaran "condiciones leoninas" para conseguir el torneo.

El portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, aseguró que en el cierre de las cuentas ha habido "artilugios contables", como el hecho de computar la cubierta como un activo para dejar el déficit en algo más de medio millón de euros. Este criterio de presentación de los los datos supone para IU una "total falta de respeto" a los sevillanos, máxime cuando "han pasado casi ocho meses y el PP sigue mostrándose incapaz de reutilizar la cubierta, a pesar de que el alcalde se comprometió a hacerlo sin solución de continuidad y en un plazo mínimo de 30 días. No sólo no se está aprovechando la instalación, sino que, para más inri, su mantenimiento y su seguridad están costándole dinero a los bolsillos de los ciudadanos".

En su opinión, las pérdidas municipales derivadas de la organización y celebración de la final de la Copa Davis en la ciudad hispalense ponen al descubierto "cuán falso ha sido y es el discurso del PP en relación con este asunto desde un principio". Según Torrijos, "la realidad ha vuelto a dejar en evidencia las mentiras del Gobierno local y, más concretamente las del alcalde, Juan Ignacio Zoido, quien lleva meses asegurando que la gestión de este evento deportivo no supondría coste alguno para los ciudadanos". "Ahora entendemos la tardanza y el ocultamiento que el PP ha venido realizando de estas cuentas hasta el último momento". Torrijos apuntó a que el déficit "puede ser mucho más elevado".

El presidente de la asociación de empresarios hosteleros de Sevilla, Pedro Sánchez-Cuerda, defendió ayer que la celebración de la Copa Davis elevó "un 30%" la facturación de los negocios de este sector. "Fueron unos días de trabajo intenso, incluso de trabajo desbordante", manifestó Sánchez-Cuerda, quien defendió que su organización empresarial saluda la organización y celebración de grandes eventos deportivos o culturales en la ciudad como herramienta de estímulo de los flujos económicos.

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento, Juan Bueno, también salió a defender el resultado de la Davis. "PSOE e IU "no están en absoluto legitimados políticamente" para hablar de las cuentas, según Bueno, porque son "rehenes de su propia gestión". El portavoz del PP considera que este torneo internacional de tenis "no se puede criticar como evento, dada su dimensión mundial" y tacha de "insoportable políticamente" que "pongan en duda lo que ha significado la Davis para nuestra ciudad". Recordó que con la coalición de PSOE-IU se perdió una cubierta por la que se abonaron 950.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios