Sevilla

Los hosteleros atribuyen al mal tiempo el descenso en las ventas de los bares

  • Omiten mención alguna a sus elevados precios y reclaman otra estrategia para promocionar las fiestas primaverales

La Asociación de Hosteleros de Sevilla dice haber registrado un descenso del 5% en los bares del entorno de la carrera oficial durante Semana Santa con respecto a 2007, una disminución que atribuye exclusivamente a la climatología adversa, sin mencionar el elevado precio de algunos de sus servicios y productos.

El vicepresidente de los hosteleros sevillanos, Antonio Palomino, explicó ayer a Europa Press que, a su juicio, los bares sufren más los avatares metereológicos, mientras que los restaurantes, que "campean mejor el temporal" gracias a las reservas, se han mantenido en los niveles del pasado año, aunque aclaró que "hay que sumarle una inflación del 4%" a los datos de la temporada anterior. En cuanto al incremento de la plantilla que se produce con motivo de la Semana Santa, lo cifró en apenas un 20%, y manifestó la satisfacción "unánime" del sector más afectado por el paso de las cofradías con la prestación de los servicios municipales de limpieza y seguridad. No obstante, solicitó al Ayuntamiento el incremento de los urinarios públicos, ya que "el año pasado se dio un paso importante pero este año no se ha mejorado y la señalización es nula", con los consiguientes perjuicios y deterioro de la imagen. En cuanto a la petición de los hoteleros de reforzar la promoción de las fiestas de primavera, Palomino señaló la necesidad "tanto de actuar sobre la demanda como de enriquecer la oferta y crear nuevos productos" en aras de la diversificación.

Admitió que "en los últimos años se ha trabajado más sobre la oferta porque era necesario" y concluyó que "todo lo que sea promoción siempre es deseable". "No por ser muy conocido un destino se tiene que dejar de promocionar", dijo.

En este sentido, el gerente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, destaca la necesidad de "reinventar la estrategia" de promoción con respecto a las fiestas de primavera de Sevilla, ya que "el escenario ha cambiado en los últimos años al producirse un crecimiento muy importante de las plazas hoteleras".

"Si durante algunos años no tenía sentido la promoción de las fiestas de primavera porque la demanda era mayor que la oferta, ahora hay que hacer un poco de hincapié, porque nos interesa estar llenos desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios