La huelga en el aeropuerto amenaza a 129 vuelos durante la Copa Davis

  • Aena confía en que los servicios mínimos garanticen la normalidad en San Pablo durante los tres días de la final · Ayuntamiento y empresarios alertan del perjuicio que pueda ocasionar el paro a la ciudad.

Comentarios 6

Un acontecimiento amenazado de nuevo por una huelga. Los paros parciales convocados por CCOO en el aeropuerto de San Pablo desde mañana al domingo afectarán a 129 vuelos programados para los días en los que la ciudad hispalense acoge la final de la Copa Davis que se celebrará en el Estadio de la Cartuja. Aunque Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) asegura que con los servicios mínimos establecidos se garantiza el normal funcionamiento de la actividad aérea, lo cierto es que la convocatoria de huelga ya ha alertado al Consistorio hispalense y a la Confederación Empresarial Sevillana (CES), que lamentan que el comité de empresa del aeropuerto utilice el evento deportivo como arma de reivindicación laboral.

Los paros serán de mañana y tarde durante los tres días, entre las 6:00 y las 9:00 y las 18:00 y las 22:00. Los vuelos afectados en estas franjas horarias alcanzan los 129, tanto de salida como de llegada. Para mañana, durante las tres primeras horas de huelga hay previstos 20 vuelos y 38 para las tres segundas. El sábado son 16 operaciones las que están programadas de 6:00 a 9:00 y otras 16 entre las 18:00 y las 22:00. Por último, el domingo los vuelos previstos en la huelga matinal son 8 y en la vespertina, 31. Los servicios mínimos establecidos para esta convocatoria son 17 trabajadores por turno (10 menos que una jornada normal), una cifra idéntica a la acordada para la huelga general del 29 de septiembre de 2010 y para los paros parciales que se llevaron a cabo durante el 17 y 18 del pasado noviembre.

Aena, en este sentido, recuerda que durante estas dos últimas jornadas ninguno de los vuelos programados en las horas de paro parcial sufrieron retraso ni cancelación, por lo que quieren transmitir un mensaje de tranquilidad a los pasajeros de que la actividad aeroportuaria se desarrollará "con total normalidad". Sin embargo, este fin de semana son muchos más vuelos los que están previstos que en aquella ocasión. Durante los días 17 y 18 fueron un total de 40 operaciones las que se efectuaron en las horas de huelga, que sólo se desarrolló por la mañana. Ahora, por contra, son 89 vuelos más los que están previstos -distribuidos en turnos de mañana y tarde- por lo que, a pesar de que contar con el mismo servicio mínimo, el riesgo de que los paros puedan provocar una incidencia es mucho mayor.

La convocatoria de huelga ha provocado una cascada de reacciones desde distintos sectores. En el ámbito local, tanto la CES como el Ayuntamiento han criticado el perjuicio que estos paros pueden provocar a la final de la Copa Davis. El delegado municipal de Turismo, Gregorio Serrano, confía aún en que Aena y los sindicatos "solucionen cuanto antes" el conflicto y lamenta que el comité de empresa de San Pablo "esté usando estas fechas tan importantes para la ciudad como arma de reivindicación laboral". Por su parte, el presidente de la Comisión de Turismo de la CES, Manuel Otero, fue más contundente al calificar de "cerrazón" la postura que mantiene CCOO por continuar con la huelga de trabajadores durante la Davis. "En unos momentos tan importantes para la imagen de la ciudad y después del esfuerzo demostrado por el Ayuntamiento y los empresarios para culminar con éxito un evento de tanta envergadura para Sevilla, el sindicato demuestra su incongruencia con la convocatoria de esta huelga", señala Otero en un comunicado.

En el plano laboral, Aena instaba ayer a los representantes sindicales a continuar las negociaciones para alcanzar un acuerdo que permita desconvocar los paros parciales de este fin de semana. Según la empresa estatal, el compromiso con la generación de empleo ha sido "firme" en los últimos años "y continúa siéndolo en la actualidad". Aena pone como ejemplo de esta apuesta el incremento en más de un 35% de las personas que han trabajan a turnos en el aeródromo hispalense, a lo que añade que dicho aumento de personal coincide con una "moderación" en la cifra de vuelos del aeropuerto, ya que en los últimos años han operado aviones con mayor capacidad, "por lo que hacen falta menos movimientos para transportar a los pasajeros". En estos cuatro años, según Aena, se han contabilizado 9.000 vuelos menos.

CCOO, por su parte, califica de "intransigente" la postura mantenida por Aena, según afirmó ayer el presidente del comité de empresa del aeropuerto de Sevilla, Francisco Fernández, quien explica que tras la desconvocatoria de huelga del pasado 25 de noviembre, los representantes sindicales han mantenido reuniones diarias con la dirección de San Pablo, "que se niega a dar una salida al conflicto, lo que nos ha llevado a pensar en una situación de provocación de unos gestores con fecha de caducidad". Según indica el presidente del comité, el recorte en el número de bomberos y señaleros del aeródromo hispalense afecta a la seguridad, "de hecho, la categoría del aeropuerto ha bajado dos puntos por la decisión de la dirección de Aena".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios