Los huertos solares se multiplicarán por ocho en la provincia de Sevilla

  • Ya hay 35 plantas fotovoltaicas funcionando · La Junta tramita otros 265 expedientes, con los que se generará electricidad suficiente para abastecer a 150.000 personas

Comentarios 5

A pesar de que hace mucho que se sabe que el sol es una fuente de energía y Sevilla un territorio por explotar debido al elevado número de horas de luz de las que disfruta, no ha sido hasta hace poco cuando la apuesta por los distintos tipos de plantas que aprovechan este activo para generar una energía limpia ha comenzado a ser una realidad.

No hay semana en la que algún municipio no anuncie un nuevo proyecto de planta fotovoltaica, la tecnología que permite generar energía eléctrica únicamente con el sol como fuente y que la evacua directamente a la red. Ya hay 35 huertos solares funcionando en la provincia, que producen unos 30,1 MW, suficientes para abastecer a una población de 16.000 personas y equivalen al 8 por ciento de la cuota fijada por el Estado como máximo de evacuación en la red, que está en 371 MW en estos momentos.

Pero la Delegación de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta admite que si bien 2007 en la comunidad ha sido un año de transición, en Sevilla, por contra, hay buenos datos y perspectivas halagüeñas. Haciendo balance, el departamento lleva gestionados otros 265 expedientes de otras tantas plantas, que harán que en los próximos años el número de huertos solares se multiplique casi por ocho.

Lo mismo ocurrirá con la energía que se generará, que alcanzará los 262 MW de potencia, suficientes para abastecer a una ciudad más grande que Dos Hermanas, en concreto, de unas 150.000 personas. De ellos, 170 megawatios, ya están autorizados y se comenzarán a producir a lo largo de este mismo año 2008, según los datos de Innovación.

Los más modestos huertos solares están proliferando sobretodo allí donde hay una buena orientación del terreno para alcanzar un mayor rendimiento, buen acceso para permitir la instalación de placas (es decir, terrenos llanos) y puntos de evacuación cercanos (subestaciones eléctricas).

Se instalan en terrenos rústicos y agrícolas -por lo que la consejería de Obras Públicas, que ya ha anunciado una regulación más exhaustiva al respecto, también tiene que dar su visto bueno- y muchas veces son recibidas como agua de mayo por los agricultores, para los que suponen una fuente de ingresos sustanciosa.

En el mapa están destacando Écija y todos los municipios de alrededor, la propia Sanlúcar la Mayor y Aznalcóllar. En el Aljarafe, hay un nuevo proyecto autorizado en Olivares. Aunque, poco a poco, el fenómeno se está extendiendo a casi todo el territorio provincial, como el Bajo Guadalquivir. El único límite, por el momento, está siendo la capacidad de evacuación que la red tiene en cada zona. Pero, según el delegado de Innovación, se han dado casos en los que las empresas promotoras del huerto solar han sufragado la ampliación de las subestaciones.

Otra de las características del fenómeno de los huertos solares en Sevilla ha sido la proliferación de instalaciones más bien pequeñas, inferiores incluso a los dos megawatios, aunque se prevé que los nuevos decretos que regulan el sector y el cambio de la prima que se paga por la producción, prevista en septiembre, favorezca a los proyectos de mayor calado. En la actualidad, el volumen de la energía que se produce con estos huertos es de 7,6588 kilowatios hora de media.

Entre las instalaciones que se inaugurarán en la provincia de Sevilla de forma inminente, destacan las de Carmona, Écija, Aznalcóllar y El Coronil. La primera llegará a producir hasta 17 megawatios, en 19 plantas distintas. En Écija hay autorizados 33 proyectos, que suman un total 32 MW, mientras que los de Aznalcóllar alcanzan los 17,4. La mayor planta en cuanto a potencia es la que ya se está construyendo en El Coronil, que tendrá 20 megawatios.

Hay que tener en cuenta que en estas cifras no están incluidas las plantas que también generan energía con el sol, pero con otra tecnología y la posibilidad de alternar la luz con otras fuentes, como el gas. Son las térmicas de alta temperatura, como la que funciona en Sanlúcar la Mayor.

Frente a los huertos solares, que evacuan directamente a la red y pueden tener picos de producción en función de la climatología, las termosolares forman parte de las instalaciones llamadas "gestionables", porque su producción puede regularse en función de las necesidades, ya que la luz del sol se proyecta para calentar agua, generar vapor y mover una turbina que produce la electricidad.

En este caso, las previsiones de producción a corto y medio plazo en Sevilla son muchísimo más altas. Se disparan. Sólo la central de Sanlúcar producirá 300 MW cuando esté a pleno rendimiento y, según el delegado provincial de Innovación, Francisco Álvaro Julio, con los proyectos que hay sobre la mesa, Sevilla puede llegar a generar entre 2.000 y 3.000 MW con este tipo de plantas, que requieren de mayor inversión y ninguna es menor de 50 MW.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios