El impacto de una droga legal y letal

  • El tabaco se asocia al 85% de los casos de cáncer de pulmón. El coste sanitario en Sevilla sólo en la atención a la bronquitis crónica asciende a los 13 millones al año.

Comentarios 2

El tabaco, una droga legal y letal, supone cada año en torno a 13 millones de euros en Sevilla sólo en los tratamientos que requiere una de las enfermedades que desencadena, la bronquitis crónica o EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), un severo problema de salud que provoca incapacidad para respirar. Según datos de Neumosur, la sociedad científica que aglutina a los neumólogos y cirujanos torácicos del sur de España, en Andalucía, el coste medio generado por cada paciente de EPOC se estima en 1.752 euros al año, de los cuales más del 80% corresponden a gastos hospitalarios y fármacos. El área del Hospital Virgen del Rocío atiende al año a alrededor de 5.000 enfermos de EPOC, mientras que en el área Virgen Macarena son en torno a 2.880 los pacientes. El tabaco es la principal causa de esta enfermedad.

Ante la falta de estudios científicos sobre el impacto económico real, en términos de salud, del tabaquismo, Neumosur facilita un indicador general: los 29 problemas de salud a los que está asociado el tabaco, entre los que destaca también el cáncer de pulmón, provocan un gasto sanitario y social del 1,7% del PIB, casi el doble de los impuestos que recauda el Estado por esta droga. La sociedad científica calcula que el gasto sanitario medio que supone un paciente, desde el momento en que se diagnostica EPOC, a alrededor de los 50 años, hasta el final de la vida asciende, según estimaciones conservadoras, a unos 30.050 euros. Al coste sanitario del EPOC provocado por los reingresos sanitarios y los fármacos se suma el impacto en la calidad de vida de los enfermos y el coste laboral que supone. "La EPOC es causa de bajas laborales y jubilaciones anticipadas por la incapacidad que puede provocar", explica el doctor Francisco Ortega, miembro de Neumosur y jefe clínico en la Unidad Médico Quirúrgica de Enfermedades Respiratorias en el Hospital Virgen del Rocío. La bronquitis crónica o EPOC genera una obstrucción progresiva que dificulta la función de los pulmones. En las formas más graves esta enfermedad, que es causa de muerte, genera asfixia las 24 horas al enfermo, que termina necesitando de tratamiento con oxígeno.

Calificado como "lacra" por los especialistas en Neumología, el tabaco está presente, como factor de riesgo, en las principales causas de mortalidad: cáncer, enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cerebrovasculares. "Más del 50% de los fumadores morirán por patologías relacionadas con el tabaco", añade el doctor Ortega, quien reconoce que en los últimos años "se ha avanzado mucho frente al tabaquismo de modo que se está tomando conciencia en la población y, afortunadamente, fumar no se concibe ya como normal; gracias en gran medida a las prohibiciones en lugares de trabajo o espacios públicos".

La tendencia en el consumo de tabaco es a la baja y a ello han contribuido las medidas restrictivas. No obstante las consecuencias en la salud es a largo plazo, de modo que "aunque esté bajando el número de fumadores los beneficios de este descenso no lo veremos hasta un plazo de diez años", puntualiza el doctor Ortega. Las consultas de Neumología y Oncología están atendiendo ahora "a los fumadores que comenzaron hace 10 ó 15 años". La incorporación de la mujer al tabaquismo en las últimas décadas ha provocado el incremento en ellas de problemas de salud, como EPOC y cáncer de pulmón, que hace años estaban copados por los hombres. El doctor Ortega apunta también que si bien la tendencia general en el consumo de esta droga es a la baja, en los jóvenes se ha producido un repunte. Según datos de Neumosur, la tasa de tabaquismo es especialmente alta entre las adolescentes andaluzas, que arrojan una de las tasas más altas de Europa: el 30% de las adolescentes fuman, mientras que en la población adulta esta tasa es del 27%.

Según el informe de Drogodependiencias de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales referido a 2014, la media de edad de inicio al consumo de tabaco es de 16,1 años. Un 25% de las personas admitidas en terapias en los centros de tratamiento de Drogodependencias y Adicciones comenzaron a fumar antes de los 14 años y el 75% inició el consumo antes de los 18. En cuanto al tiempo que llevan fumando, la media se sitúa en los 29,4 años.

Pese a las consecuencias que tiene, en torno al 50% de los enfermos de EPOC continúan fumando. "El tabaco es la droga más adictiva, más incluso que la cocaína. Sólo el 5% de los fumadores logran dejar el tabaco por sí mismos. Los tratamientos actuales alcanzan la deshabituación tabáquica en un 40% de los casos", añade el doctor Ortega.

En lo que va de año el Servicio Andaluz de Salud ha atendido en Sevilla, a través de las distintas unidades dedicadas a la deshabituación tabáquica a 4.368 personas (2.987 en intervenciones avanzadas individuales y a 1.381 en intervenciones grupales).

La asistencia desde el sistema sanitario a los fumadores que desean dejar el tabaco ha crecido de manera destacable desde que comenzó el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, conocido como el PITA, si bien en los últimos años la tendencia es a la baja, coincidiendo con el descenso en el consumo. Según datos del SAS, 1.016 personas recibieron intervención básica para la deshabituación tabáquica, y otras 395 participaron en intervenciones grupales durante 2006, con un total de 1.411 personas atendidas. Estas cifras se han disparado diez años después: en 2015 se contaron un total de 5.742 personas en estos programas (4.633 en intervenciones individuales y 1.109 en intervenciones grupales).

Los neumólogos, a través de Neumosur, han reclamado a las administraciones sanitarias que financien los tratamientos para dejar de fumar, en especial entre los pacientes con EPOC. En el área hospitalaria del Virgen del Rocío el número de casos de bronquitis crónica causada por el tabaco aumentan cada año en torno a un 4% y un 5%.

La sustancia que provoca adicción es la nicotina, pero el doctor Ortega recuerda que el tabaco contiene "más de 4.000 sustancias, algunas son desconocidas, mientras que otras son cancerígenas como el cromo, el plomo, el arsénico". Dejar de fumar es el mejor tratamiento para evitar el cáncer y frenar el EPOC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios