La falta de implicación de la Administración en la Feria del Toro enoja a los ganaderos

  • Los empresarios alertan de las consecuencias económicas de la suspensión de esta muestra, que este año no se celebrará

Comentarios 8

"La Feria Mundial del Toro no se celebra por la falta de responsabilidad y de implicación de la Administración andaluza no por culpa del sector taurino; algo por lo que estamos muy enojados". Así de rotundo se mostró ayer el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro, Carlos Núñez. "Los ganaderos no podemos solventar lo que la Administración no es capaz de hacer", afirmó Núñez a este periódico, un día después de que, junto al director gerente de Fibes y presidente de la Feria Mundial del Toro, Felipe Luis Maestro, anunciara que esta muestra se suspende indefinidamente por falta de financiación, ya que no han logrado recaudar los 300.000 euros necesarios para sacar adelante este evento que por su naturaleza es deficitario. Núñez quiso recordar que no se trata de una feria comercial, sino de promoción que le cuesta el dinero a los ganaderos.

El sector taurino no es el único enojado con esta suspensión. Los presidentes de las asociaciones de Hoteles y Hostelería de Sevilla, Manuel Otero Alvarado y Pedro Sánchez-Cuerda, respectivamente, subrayaron a Europa Press el significado "negativo" que, para la industria turística de Sevilla, tiene que este año no se celebre la Feria Mundial del Toro, que tenía previsto abrir sus puertas el próximo 17 de febrero.

Se trata, según los empresarios, de "una feria que destaca por su proyección turística con repercusión en toda la economía de la ciudad, por el nivel adquisitivo y poder de gasto de sus potenciales participantes, y por lo que también significan de publicidad y de promoción de nuestro destino a nivel nacional e internacional". Un evento que "contribuye a generar economía, con más de 25.000 plazas hoteleras provinciales, y más de 6.500 establecimientos de hostelería, y un sin número de empresas que ofrecen servicios complementarios, de los más diversos". "Entiendo que los hoteleros y hosteleros estén molestos, ya que esta feria generaba economía para ellos", dijo Núñez, que cree que la Administración debería de haber recortado en otro sector y no en esta muestra "relevante e importante".

Por su parte, la concejal de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla y la segunda teniente de alcalde, Rosamar Prieto-Castro, atribuyó ayer a la "escasez de apoyo en general" la suspensión de la XI edición de la Feria Mundial del Toro. Prieto-Castro argumentó que al margen del "momento económico" que atraviesa el país, las "polémicas" que rodean al mundo de los toros y el surgimiento de un movimiento contrario a la Fiesta ha podido "influir muchísimo" en la falta de patrocinadores privados. La concejal de Fiestas Mayores lamentó que dicho evento no vea su edición este año.

La feria no verá la luz este año. No se sabe que ocurrirá en 2012. "El día que se pueda volver a realizar, los ganaderos y el sector taurino haremos un esfuerzo sobrehumano para que la muestra sea lo que ha venido siendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios