El juez impone al ex futbolista Juan Martagón 789.000 euros de fianza

  • Abre juicio contra el delegado del Sevilla y dos socios por no devolver dinero a 32 inversores

El juez de refuerzo de Instrucción número 6 de Sevilla José Ignacio Vilaplana ha abierto juicio oral contra el ex futbolista y actual delegado del primer equipo del Sevilla F.C. Juan Martagón y le ha impuesto, junto a otros dos acusados, una fianza de 789.000 euros por una presunta estafa de tipo "piramidal" al no haber devuelto a un grupo de 32 personas un total de 598.500 euros que les habían sido entregados como parte de una inversión en la que se prometía una rentabilidad del 20%.

El magistrado ha dictado un auto, con fecha del 17 de octubre y al que ha tenido acceso este periódico, en el que acuerda la apertura de juicio oral contra Juan Martagón y los otros dos acusados, José Adrián Ruiz Moreno y Juan Torres Caballero, quienes deberán hacer frente a esa fianza para "asegurar las responsabilidades pecuniarias" que pudieran imponérseles, precisa la resolución, que acuerda asimismo enviar el sumario a la Audiencia de Sevilla para que celebre el juicio.

Martagón se enfrenta a una condena de entre seis y nueve años de prisión, en relación con una presunta estafa "piramidal". La Fiscalía de Sevilla ha pedido una condena de seis años de prisión y 9.000 euros de multa para Martagón y los otros dos socios de la empresa Consultoría de Estudios Hipotecarios, mientras que la acusación particular que ejerce el abogado Juan Carlos Parra en representación de una de las víctimas les atribuye delitos de estafa y de apropiación indebida por los que eleva la petición de condena hasta los nueve años de cárcel.

En enero pasado, el instructor dictó el auto de procesamiento, en el que señaló que los hechos investigados eran constitutivos de un delito de estafa, al considerar que a través de la sociedad Consultoría de Estudios Hipotecarios, y durante los años 2006, 2007 y 2008, los tres acusados fueron captando fondos de diversos inversores, a los que "se ofrecía el pago de intereses que podían llegar al 20%, al tiempo que se solía llevar a cabo una gestión para la obtención de un préstamo por cuenta de los clientes, del que se obtenía la suma que se destinaba a la inversión".

La empresa abonó los intereses comprometidos durante los años 2006 y 2007, pero en 2008 se dejó de hacer frente al pago de los mismos, "sin que en ningún momento se hubiese devuelto el principal" a pesar del compromiso con los inversores.

Las sumas consignadas por 32 personas ascienden a 598.500 euros -entregaron a CEH cantidades que oscilan entre los 6.000 y los 76.500 euros-, y eran "desviadas a los fines propios de los socios, sin que fuesen objeto de inversiones reales, o se empleaban en inversiones de muy alto riesgo, de tal modo que se generaba una deuda de tipo piramidal, en la que los intereses debidos a los inversores más antiguos eran satisfechos con el principal que aportaban los más modernos", explicaba el juez en el auto.

El delegado del Sevilla ha prestado declaración en varias ocasiones como imputado en relación con estos hechos. En una de ellas, en octubre de 2012, Martagón aseguró al juez que se vio "perjudicado" por la gestión de la sociedad y negó que se hubiese dedicado a "administrar, destinar para ningún fin o invertir las cantidades objeto de este procedimiento".

Martagón admitió que firmó como avalista en varias operaciones y que entregó 30.000 euros como un préstamo a la sociedad, en la que también figuran dos cuñados de su esposa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios