Un incendio en un albergue obliga a desalojar en plena noche a 54 indigentes

  • Fueron realojados tres horas más tarde al controlarse un siniestro cuyas causas están siendo estudiadas por la Policía

Los 54 indigentes que pernoctaban en el albergue municipal de la calle Perafán de Ribera, en el distrito Macarena, fueron desalojados a primera hora de la madrugada del domingo al producirse un incendio en la zona de Atención al Ciudadano.

Los bomberos de Sevilla recibieron el aviso a las 00.17 y al lugar acudieron una ambulancia, dos autobombas, un vehículo de mando de bomberos y tres patrulleros de la Policía Local y miembros del Centro de Coordinación Operativa de Sevilla (Cecop).

No hubo que lamentar desgracias personales y a las tres de la madrugada las personas desalojadas pudieron volver al interior del albergue al comprobarse que ni el humo ni el fuego habían afectado a los dormitorios.

La oficina de la planta baja en la que se originó el incendio quedó completamente calcinada; el humo causó daños en otros tres despachos, los pasillos, la entrada y el recibidor. Al lugar del siniestro se desplazaron las delegadas municipales de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Nieves Hernández, y de Bienestar Social, Ana Gómez, para supervisar en vivo los trabajos.

La Brigada especializada de Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía de Sevilla investiga las posibles causas y circunstancias que pudieron originar el incendio, para discernir si fue fortuito o intencionado. La delegación municipal de Convivencia y Seguridad Ciudadana no descarta ningún tipo de hipótesis.

En la investigación se ha realizado un estudio pormenorizado de aspectos como la ubicación física del origen del siniestro, la trayectoria del fuego y otros criterios que permitan concretar los factores que pudieran propiciar el siniestro. La Policía elevará el informe correspondiente a la autoridad judicial.

Además del susto por la hora del siniestro, cuando el medio centenar de inquilinos dormían o intentaban conciliar el sueño, los desalojados se encontraron con las bajas temperaturas existentes a la intemperie. Hasta la hora del realojo, cuando se confirmó que no había elementos de riesgo en la zona de los dormitorios del albergue, estas personas fueron atendidas por miembros del Cecop social del Ayuntamiento.

No es el primer incendio que se produce en el albergue municipal. Un siniestro de mayores proporciones obligó al cierre temporal de estas instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios