Los incendios en vivienda crecieron en Sevilla un 11,5% desde enero

  • Tres fuegos con diez personas heridas se han registrado en otros tantos domicilios de la provincia de Sevilla en sólo tres días, coincidiendo con la bajada de las temperaturas

Los incendios en vivienda crecieron en Sevilla un 11,5% desde enero Los incendios en vivienda crecieron en Sevilla un 11,5% desde enero

Los incendios en vivienda crecieron en Sevilla un 11,5% desde enero

La tarde del 4 de diciembre, una estufa originó un incendio en una vivienda de la avenida de Carlos Marx, en Amate, en el que resultaron heridas siete personas. El fuego se declaró en un piso de la cuarta planta de un bloque de diez. Varios vecinos salieron de sus casas cuando se percataron de que uno de los domicilios del edificio estaba en llamas.

Evolución de las salidas por mes Evolución de las salidas por mes

Evolución de las salidas por mes / Dpto. Infografía

Lo que hicieron fue todo lo contrario a lo que recomiendan los Bomberos. Abriendo puertas y ventanas en un intento lógico de ponerse a salvo, lo que en realidad provocaron fue un efecto chimenea que alimentó el fuego. Cuando llegaron los Bomberos, las llamas alcanzaban los tres metros de altura y salían por las ventanas y balcones de la vivienda y quemaban ya el piso de arriba. En Sevilla capital, distinto es en las zonas rurales en las que el tiempo de respuesta es mayor, los Bomberos siempre aconsejan quedarse en el interior de la vivienda hasta ser rescatados, con las puertas y ventanas cerradas.

Entre enero y octubre de 2017 se han contabilizado 937 incendios en viviendas

En total resultaron dañadas seis viviendas, mientras que las zonas comunes del bloque quedaron afectadas por el humo. Los agentes de la Policía Local fueron ayudando a las personas de los pisos bajos a salir del edificio, mientras que otros vecinos salieron a la azotea. Siete de ellos, entre ellos un menor, tuvieron que ser atendidos por la ambulancia de los Bomberos y por el servicio de emergencias sanitarias del 061. Sufrían intoxicaciones leves por inhalación de humo y crisis de ansiedad.

Salidas por año Salidas por año

Salidas por año / Dpto. Infografía

El incendio de Carlos Marx fue el primero de la temporada de frío en Sevilla. En los meses de invierno, el riesgo de fuegos en vivienda se eleva por encima del resto del año. Precisamente en este 2017 han repuntado este tipo de siniestros en el global de la provincia. Así lo acreditan las estadísticas del servicio de emergencias 112, en la que se aprecia un incremento del 11,5% en los incendios en vivienda en los diez primeros meses del año en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior. Teniendo en cuenta que faltan por computar los días más fríos, la diferencia con el año 2016 puede ser todavía mayor.

Ya ha comenzado el goteo de noticias de incendios en vivienda en distintos puntos de la provincia de Sevilla. Al incendio de Amate del 4 de diciembre le siguió otro el día 6 en Mairena del Alcor, en el que resultó herido leve un hombre por quemaduras e inhalación de humo. La madrugada de ayer hubo otro incendio en Villaverde del Río. Un hombre y su hijo resultaron intoxicados y tuvieron que ser trasladados al Hospital Virgen Macarena. El fuego ocurrió a las cinco de la madrugada, la franja horaria más crítica por encontrarse dormidos los afectados.

Sevilla es la provincia andaluza en la que hubo más incendios en vivienda en los diez primeros meses del año, algo que no es extraño dado que también es la más poblada. Entre enero y octubre de 2017, el 112 contabilizó 937 fuegos en otros tantos domicilios sevillanos, lo que supone un 11,5% más que el año anterior y el 28,91% del total de los incendios de este tipo registrados en Andalucía. Los meses de verano e invierno, los que conllevan una mayor demanda eléctrica, han sido los que más siniestros tuvieron. En junio hubo 116 casos, en julio 112, en agosto 110, en febrero 106 y en enero 105. En cambio, octubre fue el mes más tranquilo, con 65 incidentes, seguido de mayo con 71 y septiembre con 75.

Los incendios de invierno suelen deberse en su mayoría al uso de calentadores, braseros y estufas, mientras que los de verano están aparejados al aumento de consumo eléctrico por los aires acondicionados y ventiladores. En el caso de los primeros, los profesionales suelen recomendar que se utilicen radiadores de aceite, así como los aparatos de aire acondicionado con bombas de calor. Son los más seguros y muy raras veces prenden o salen ardiendo. Los Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla elaboran un estudio sobre el origen de incendios domésticos en el que participan otros servicios de extinción de toda España. En ese estudio sólo tienen contabilizado un caso en todo el país de un incendio originado por este tipo de radiadores.

Tipos de sucesos Tipos de sucesos

Tipos de sucesos / Dpto. Infografía

Sin embargo, son muchos los incendios que surgieron por la combustión de estufas de resistencia o los braseros conocidos como loritos, que se cuelgan de la parte baja de la mesa. En ellos se puede meter una manta, el mantel o hasta una pelusa y pueden prender con facilidad. A veces son las mascotas las que se acercan demasiado buscando el calor y se queman, provocando el incendio de la vivienda. Fuentes de los Bomberos del Ayuntamiento de Sevilla explicaron que todavía hay algunos pisos en determinados barrios de la ciudad en los que se utiliza la copa de cisco, aunque es cada vez más infrecuente.

Los profesionales de este servicio recomiendan no sobrecargar los enchufes con demasiados aparatos conectados en una misma regleta, así como no dejar cargando ordenadores portátiles y teléfonos móviles por la noche. Y no hacerlo nunca en superficies que pueden prender. El incendio en el que murieron cuatro personas en Arahal en noviembre de 2014 se originó por un ordenador portátil que se estaba cargando de madrugada encima de un sofá. Las instalaciones eléctricas de las viviendas son las mismas que hace años y sin embargo la carga es mucho mayor, puesto que hay más aparatos que antes. Todas las regletas y ladrones deben llevar el marcador de calidad CE. También es muy recomendable tener instalados detectores de humo, que son muy baratos y emiten un fuerte pitido cuando detectan una determinada cantidad de humo. Pueden salvar vidas en los incendios nocturnos, cuando los inquilinos de la vivienda incendiada están dormidos.

Una vez que se ha producido el fuego, los Bomberos aconsejan quedarse siempre dentro de la casa. El tiempo de respuesta de este servicio oscila entre 5 y 8 minutos. Es decir, los Bomberos habrán llegado mucho antes de que el incendio se haya propagado. Distinto es en zonas rurales, pero en la ciudad lo recomendable es quedarse en el interior de la vivienda hasta que los Bomberos permitan la salida. Incluso si el fuego está en otra habitación, ha de buscarse un lugar seguro para que no pase el humo y mantener puertas y ventanas cerradas, si es posible en una habitación próxima a la calle para que los Bomberos puedan llegar con la escala para proceder al rescate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios