Los indignados se desinflan

  • La afluencia de público en las 'setas' es cuatro veces menor que hace una semana · Los acampados comienzan a expandirse por los barrios y municipios de Sevilla

Comentarios 38

Cada día son menos, pero están mejor organizados. Los indignados de Sevilla, que llevan acampados en las setas de la Encarnación desde el martes 17 de mayo pidiendo una democracia real, decidirán el próximo sábado si desmantelan la acampada que han organizado en el Metropol Parasol -plaza del 15 de mayo para ellos- o si por el contrario continúan en ella. Por el momento, centrarán sus esfuerzos en expandir el movimiento por todos los barrios de la ciudad y por los municipios más cercanos a la capital.

Durante los últimos días de campaña electoral, la afluencia de personas afines al movimiento del 15-M fue creciendo conforme se iba acercando el día de las elecciones municipales. Las manifestaciones convocadas cada tarde por la acampada de las setas lograron reunir a más de 4.000 personas. Sin embargo, desde que tuvieron lugar los comicios, el éxito de la convocatoria ha ido disminuyendo día a día. Según afirmaron ayer algunos portavoces de los indignados, el martes acudieron al Metropol alrededor de 1.500 personas. Ayer la afluencia fue manifiestamente menor. "Ha acabado la parte explosiva del movimiento y ha empezado a tomar fuerza la parte reflexiva. Ahora, en la acampada, hay menos gritos y más palabras". De esta forma describió una de las responsables de la comisión de comunicación de los acampados el ambiente que se vive ahora en la zona.

Las personas que acuden cada día y que además, se quedan a dormir cada noche -no pasan de 200- son cada vez más homogéneas. Personas de todas las edades continúan acudiendo a las setas para observar la ciudad en miniatura que han creado y para informarse sobre el movimiento. Pero los que permanecen son los más jóvenes. "Ahora los que vienen prefieren sentarse a discutir sobre la sociedad tranquilamente", aseguraron.

A pesar de contar con menos participación, en la acampada destaca una organización que se va perfeccionando cada día. Aparte de las comisiones de comunicación, cocina, seguridad, limpieza o logística que ya existían la semana pasada, se han creado algunas nuevas. "Hemos montado una sala de estudios con biblioteca para que puedan quedarse aquellos que está en plena época de exámenes", explicaron. Además, los acampados cuentan con una sala de masajes, un taller donde montan todo tipo de mobiliario, un botiquín, varios generados eléctricos, y una zona de actividades artísticas. "La Policía y los vecinos nos han felicitado por la buena convivencia que hay aquí entre todos", apuntaron.

Sin embargo, en medio de las setas, destaca la comisión de barrios y pueblos. Un numeroso grupo se reunió ayer por la tarde en dicho sector para discutir el modus operandi de los indignados por los diferentes distritos de Sevilla y por los principales municipios de la provincia. "Nuestra intención es que surjan setas autónoma bajo el modelo de la asamblea en todas partes", aseveraron. En la comisión de barrios de ayer se decidió que el próximo sábado a las 11:00, todos los centros cívicos de los once distritos recibirán la visita de los indignados para "informar sobre nuestro movimiento". Muchos se quejaron de estar "solos" en sus municipios, por lo que pidieron apoyos para extender el manifiesto de Democracia Real Ya por toda la provincia. Por lo pronto, mañana a las 19:30 tendrá lugar una concentración en Mairena del Aljarafe, aunque aún quedan muchas otras por concretar.

A pesar de que su intención es seguir movilizándose (hay dos grandes manifestaciones convocadas los días 5 y 15 de junio), los indignados, teniendo en cuenta la pérdida de público, afirmaron que "aunque esta acampada se disuelva, entre los ciudadanos ya ha nacido el germen de una verdadera democracia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios