Sevilla

Un informe alerta de un déficit en inversiones en Sevilla de 5.000 millones en ocho años

  • La CES y la Cámara de Comercio detallan la distribución "no muy justa" de la inversión pública per cápita y la mitad de la media española en licitaciones públicas · La tasa de incapacidad permanente se eleva al 3,5%.

Comentarios 3

La provincia de Sevilla tiene un déficit de inversiones públicas de 4.915 millones de euros entre los años 2000 y 2007, presenta una baja tasa de ocupación con un fuerte componente de empleo público y registra una elevada tasa de incapacidad permanente (3,5 por ciento de la población ocupada).

Estos son algunos de los rasgos estructurales de la economía sevillana descritos en el informe "La Sevilla socio-económica 2007", presentado este martes por los presidentes de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Antonio Galadí, y de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, y que ha sido elaborado por el equipo del profesor Francisco Ferraro.

El informe constata una "redistribución no muy justa" de las inversiones públicas en términos per capita y que ha llevado a que entre 2000 y 2007 las licitaciones en la provincia de Sevilla representen la mitad que la media de España.

Según el citado informe, el déficit teórico de lo que no se ha invertido en Sevilla en ese período se eleva a 4.915 millones.

De hecho, las licitaciones públicas entre enero y septiembre han descendido un 30% en Sevilla, según Ferraro.

Otro rasgo de la economía sevillana es que "trabaja poca gente" y tiene una tasa de ocupación del sesenta por ciento frente al 65 por ciento de medida española debido a que atrae a menos inmigrantes y a una menor población activa como consecuencia de que muchas mujeres se dedican a tareas del hogar y no se incorporan al mercado.

Lo "más sorprendente", en palabras de Ferraro, es la "elevada" tasa de incapacidad permanente", que se sitúa en el 3,5 por ciento de la población ocupada frente a una media española del 2,3 por ciento, lo que ha atribuido a que hay mucha "permisividad social".

También ha llamado la atención sobre el peso del sector público en la ocupación total en la provincia de Sevilla, del 15,8 por ciento frente al 12,5 por ciento de media española, lo que da una mayor rigidez al gasto corriente de las administraciones y limita la capacidad de inversión, ha denunciado.

Ferraro ha sostenido que la "política generosa" de empleo público "constituye a largo plazo una restricción al crecimiento".

Según el informe, la dinámica empresarial se ha caracterizado en los últimos años por un proceso de "densificación y cualificación" y se ha consolidado un tejido de grandes empresas, aunque predominan todavía las pequeñas.

Las empresas netas han aumentado entre 2000 y 2007 en la provincia de sevilla un 35,9 por ciento.

La evolución de la economía sevillana en 2007 fue positiva, aunque se apreció a finales de año una tendencia a la moderación en algunos indicadores, y en 2008 se ha confirmado el deterioro y se prevé para 2009 que entre en recesión, al igual que España.

Francisco Ferraro ha afirmado que la economía sevillana "puede sufrir más que la española" durante la actual crisis, si bien ha destacado que hay "elementos para enfrentarla con solvencia", y entre ellos ha citado la transformación del tejido empresarial en los últimos quince años y mucho capital privado y público instalado.

El presidente de la Cámara de Comercio ha reclamado a las administraciones "pasar a la acción" y una mayor implicación para agilizar las soluciones a los problemas, entre ellos acelerar el pago a los proveedores, y simplificar la burocracia administrativa.

Ha ofrecido la colaboración de las organizaciones empresariales para trabajar conjuntamente con las administraciones en la búsqueda de soluciones y ha avanzado que la Cámara de Comercio trabaja en un plan con el objetivo de ser "útil a las empresas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios