Un informe revela que la mitad de las víctimas de tráfico estaban ebrias

  • Un 50% de los conductores y los peatones muertos en 2012 dieron positivo por alcoholemia, fármacos o drogas.

Comentarios 9

La mitad de las víctimas mortales de los accidentes de tráfico ocurridos en el año 2012 habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos. El 47,3% de los conductores muertos presentaron resultados positivos por estas sustancias, mientras que en los peatones víctimas de atropellos ese porcentaje es un poco mayor, del 51,2%. Así lo refleja el Instituto Nacional de Toxicología en su memoria del año pasado.

Este documento se elabora con los datos de víctimas mortales analizadas por los departamentos de Barcelona, Madrid, Sevilla y La Laguna. El de Sevilla se encarga de realizar los análisis de las víctimas de toda Andalucía, Ceuta y Melilla, y es el segundo de España en actividad. Así, el laboratorio sevillano analizó 239 cadáveres, de los que 173 correspondían a conductores, 47 a peatones y 19 a acompañantes o copilotos.

En el caso de los conductores, el 93% de los fallecidos murieron en la vía pública y el 7% restante en el hospital a consecuencia de las heridas sufridas en los siniestros. El 68% de las muertes ocurrieron en días laborables y el 32% en fines de semana y festivos, lo que supone una media muy similar en ambos casos, de 1,69 muertos por día laborable y 1,66 en fines de semana y festivos. De las víctimas, el 92% eran hombres y sólo el 8% mujeres. En cuanto a los vehículos implicados, la mayoría de las víctimas eran conductores de coches, seguidas por motoristas y ciclistas. Por edades, destaca la franja comprendida entre los 31 y 40 años y llama la atención un importante número de víctimas entre los mayores de 60. Entre los fallecidos que dieron positivo en los análisis también sobresalen los de edades comprendidas entre los 31 y los 40 años, seguidos por la franja de edad anterior, de 21 a 30. Por sexos, fueron sólo 16 las mujeres que dieron positivo en toda España, mientras que la cifra de hombres fue de 275.

Al 74% de estos conductores se les detectó alcohol sólo o asociado a drogas y psicofármacos. El Instituto de Toxicología considera positivo por alcoholemia aquellos índices iguales o superiores a 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre. En el 26,5% de los casos con resultado positivo se detectaron drogas solas o asociadas con alcohol y psicofármacos, mientras que en otro 28,5% hubo presencia de psicofármacos sólos o asociados a otras sustancias.

Entre los conductores fallecidos en los que se encontró alcohol en su sangre, el 70% presentaba una tasa superior a 1,2 gramos por litro. En aquellos que dieron positivo por drogas, seis de cada diez habían consumido cocaína, mientras que el 36% había tomado cannabis o derivados. Sólo en uno de cada diez casos se encontraron opiáceos derivados de la morfina. En un 3,85% aparecieron restos de anfetaminas y en un 5,13% de ketamina.

En el caso de los peatones es más elevado el porcentaje de personas que dieron resultados positivos en los análisis de alcohol, drogas o psicofármacos en sangre. En concreto, el 51,22% de las víctimas iban ebrias, drogadas o bajo la influencia de algún medicamento tipo hipnótico, antiepiléptico o antidepresivo. Al igual que en el caso de los conductores, la gran mayoría de las víctimas (el 83,3%) que dieron positivo eran hombres que presentaban una tasa de alcohol en sangre superior a 1,20 gramos por litro. También se detectaron casos de alcohol mezclado con drogas o fármacos. Entre las primeras destacan la cocaína y el cannabis y hubo una persona en la que se hallaron restos de varias sustancias, en concreto, alcohol, cannabis, benzodiacepina, antidepresivo y metadona.

La memoria del Instituto de Toxicología también hace un estudio de la evolución de los últimos cinco años. En ese periodo ha bajado considerablemente, más de un 20%, el número de víctimas mortales, pero han subido las que circulaban bajo los efectos del alcohol. En los conductores se ha pasado del 40% de los casos en el año 2008 al 47,3% de 2012. El porcentaje de víctimas mortales que habían consumido drogas ha pasado del 10,67% de 2008 al 12,68% del último ejercicio. Sin embargo, aquí se ha registrado un importante descenso en 2012 en relación con 2011, año en el que se llegaron a detectar restos de algún tipo de drogas en el 15,1% de los automovilistas y motoristas que perdieron la vida en las carreteras. Entre los peatones también ha bajado el número de víctimas pero ha subido casi un 20% el porcentaje de positivos, pasando del 33% al 51,2% entre 2008 y 2012, siempre en línea ascendente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios