El juez investiga una presunta estafa en una venta de pisos nunca construidos

  • Siete familias entregaron cantidades que suman 150.000 euros

  • Hay orden de busca y captura contra el dueño de la empresa

El juzgado de instrucción número 4 de Alcalá de Guadaíra investiga al menos siete denuncias por estafa contra F.M.T.G. -en busca y captura para comparecer como investigado- de familias que entre mediados de 2016 y principios de 2017 le compraron pisos en construcción nunca edificados.

Según la denuncia de varios afectados, a la que ha tenido acceso Efe, la cantidad presuntamente estafada a estas familias oscila entre los 3.000 euros que algunas dieron como señal para la compra y los 71.000 euros que pagó un matrimonio por la compra íntegra de dos pisos en la misma promoción, y el montante global alcanzaría los 150.000 euros.

Según explicó a Efe el abogado José María Núñez, que representa a varios de los denunciantes, F.M.T.G. -como administrador único de la empresa Gestión y Promoción Nueva Andalucía- suscribió un contrato con la promotora del bloque de viviendas Inmobiliaria Quintosur que, afectada por la crisis, había paralizado la obra, para quedarse con ésta y encargarse de terminar los pisos, quedándose parte de ellos para su venta cada una de las empresas una vez terminados.

Sin embargo, F.M.T.G. comenzó la venta de los pisos de inmediato, "contrata albañiles para que parezca que están trabajando" cuando se los enseña y apremiándoles a comprar alegando siempre que "son los dos últimos pisos" que quedan, que hay otros interesados y que tienen que darle una señal o "perderán la oportunidad de su vida".

Todos los contratos se firman "en bares, cafeterías o la casa del adquiriente" y nunca en la sede de la empresa del denunciado -que en las diligencias ha resultado no existir realmente en la dirección indicada-, alegando éste que le pillaba de paso.

Pasado el tiempo, los pisos no se construyen y F.M.T.G. "va dando largas diciendo que los trabajos se han parado por problemas con la licencia" explica el letrado a los compradores, que tras varios intentos de reclamarle el dinero han acudido a los tribunales, junto a la inmobiliaria que inicialmente promovía la obra y llegó con él al acuerdo de permuta.

El Ayuntamiento de Alcalá ya ha comunicado al juzgado que se le concedió licencia a la primera promotora y ya expiró sin que conste solicitud por parte del denunciado de una nueva, según el letrado José María Núñez. Posteriormente, ha sido citado a declarar hasta en cuatro ocasiones y no ha comparecido por lo que a finales de 2017 la juez emitió una orden de busca y captura para su comparecencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios