Justicia

Los jueces de lo Contencioso fijan un número máximo de 350 sentencias al año

  • Justifican la medida en la necesidad de garantizar la tutela judicial de los ciudadanos, la calidad del servicio y también la “salud laboral” de los magistrados

Comentarios 1

La junta de jueces de los 14 órganos de lo Contencioso-administrativo de Sevilla han acordado hoy limitar a 350 sentencias el número máximo de estas resoluciones que cada juez puede dictar al año, una medida que se justifica para garantizar la tutela judicial de los ciudadanos, la calidad del servicio y la propia “salud laboral” de los magistrados.

El juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, ha explicado a este periódico que este nuevo número de sentencias máximas que han acordado dictar los magistrados de lo Contencioso supone una “rebaja importante” sobre el número de resoluciones que se dictan

actualmente.

Dentro de las medidas de autorregulación de la carga de trabajo, la junta de jueces de lo Contencioso, a la que han asistido la práctica totalidad de los 14 magistrados destinados en estos órganos, también ha acordado tramitar ocho procedimientos abreviados y 32 procedimientos ordinarios a la semana.

En cuanto a la entrada de asuntos, los jueces han decidido igualmente adaptarse a un informe del Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que fijaba el volumen máximo de entrada de entre 432 y 518 asuntos, aunque este informe aún está en vías de aprobación por el máximo órgano de gobierno de los jueces.

El juez decano señaló que estas limitaciones máximas de sentencias y de asuntos de entrada se realiza para tratar de garantizar la “tutela judicial efectiva de los ciudadanos, la calidad del servicio, y también para salvaguardar la salud laboral de los jueces”, y ha precisado que el número de 350 sentencias por magistrado y año supone una reducción “importante”.

Ésta es la primera de las juntas sectoriales convocadas por los jueces de Sevilla tras la junta general celebrada el pasado 21 de septiembre y en la que los magistrados expresaron su “malestar” por la saturación de los juzgados, los recortes estatutarios para jueces y fiscales, y la falta de inversiones en materia de Justicia. En esa reunión, los jueces acordaron cumplir estrictamente los horarios de audiencia y no descartaron adoptar otro tipo de medidas de presión más contundentes si las negociaciones no prosperaban, como los paros parciales e incluso la posibilidad de repetir la histórica huelga de 2009.

Además de esta junta sectorial de los jueces de lo Contencioso, el decano ha convocado el próximo martes, día 9, otra junta con los jueces de Primera Instancia, de lo Mercantil y el del Registro Civil. A estas juntas seguirán otras durante las próximas semanas en las que se reunirán los jueces de Instrucción y de Violencia sobre la Mujer, los destinados en los órganos Penales, de lo Social, Menores y Vigilancia Penitenciaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios