Los jueces sevillanos piden nueve veces más juzgados de los que crea la Junta

  • Un informe del decano reclama 27 nuevos juzgados frente a los tres que están previstos · Desde que se transfirieron las competencias de Justicia sólo se han creado 22 tribunales

Comentarios 10

Sevilla necesita que se creen 27 nuevos órganos judiciales para mejorar la respuesta de la Justicia y luchar contra el principal problema de la institución: la lentitud de los procesos judiciales. El juez decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, ha elaborado un informe sobre la situación actual, que ha sido remitido al presidente de la Audiencia de Sevilla y al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el que reclama la creación de estos juzgados.

La cifra no es baladí, representa algo más del 30 por ciento del número de juzgados que hay en Sevilla (89), pero es que además supone que hacen falta más juzgados de los que se han creado en Andalucía desde que se transfirieron las competencias en materia de Justicia en 1997. Una comparación más muestra la realidad de las necesidades judiciales: los jueces reclaman que se pongan en marcha nueve veces más juzgados de los que el Ministerio de Justicia y la Consejería andaluza del ramo tienen previsto que entren en funcionamiento este año y que se limita a sólo tres. La programación de órganos para este año contempla que haya dos nuevos juzgados de lo Contencioso-Administrativo (los números 11 y 12) y un nuevo juzgado de Primera Instancia, el número 27, mientras que en la provincia se creará el juzgado mixto número 3 en la localidad de Lora del Río.

El estudio pormenorizado de las necesidades judiciales elaborado por el decano fundamenta sus conclusiones en las estadísticas sobre los asuntos que cada año entran en los juzgados de la capital y los módulos de trabajo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que recogen el volumen de casos que cada juez debería conocer en un año.

Una de las principales reivindicaciones de los jueces radica en los juzgados de lo Contencioso-Administrativo, que según el informe tendrían que duplicarse. El año pasado -en concreto el 30 de diciembre- se crearon los juzgados números 9 y 10, pero los magistrados reclaman ahora la creación de entre 10 y 11 nuevos órganos ante la situación de sobrecarga que vienen denunciando en los últimos años. Las estadísticas corroboran la saturación: los ocho juzgados de lo Contencioso-Administrativo ingresaron 12.552 asuntos, con lo que cada juzgado tramitó 1.569 casos. Si se tiene en cuenta que el máximo órgano de gobierno de los jueces ha fijado el módulo en 600 asuntos anuales, los magistrados de Sevilla tienen una saturación del 161 por ciento. Esta dramática situación lleva a algunos juzgados a fijar la celebración de vistas orales para dentro de dos años y, en alguna ocasión, hasta se ha suspendido cautelarmente el pago de una multa porque el magistrado ha entendido que no se puede hacer recaer siempre sobre el ciudadano el posible perjuicio por el retraso de la Administración de Justicia.

Junto a los juzgados de lo Contencioso, el informe reclama la creación de siete juzgados de Primera Instancia, entre ellos uno especializado en cuestiones de familia. En estos órganos se supera en un 32 por ciento la carga de trabajo que estima como adecuada el CGPJ, ya que el año pasado se registraron 23.057 asuntos, lo que supone 1.098 por cada juzgados frente a los 720 del módulo.

Lo mismo ocurre con los juzgados de Instrucción, los que investigan los delitos, que deberían incrementarse en seis más. El año pasado los 20 juzgados de Instrucción conocieron 171.569 diligencias previas y 24.852 juicios de faltas, lo que supone un desvío del 43 y 78 por ciento, respectivamente, sobre la carga óptima.

El informe exige además la creación de un nuevo juzgado de lo Social, otro de lo Mercantil y el segundo juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios