El juez da la razón a un médico que fue suspendido por el caso Puerta

  • El facultativo se ha reincorporado a su puesto de trabajo tras dos meses sin empleo por las polémicas declaraciones emitidas en un programa de Telecinco

El juzgado número siete de lo Contencioso-Administrativo da la razón a uno de los médicos que fueron suspendidos de empleo y sueldo por las polémicas declaraciones emitidas en Telecinco sobre la atención sanitaria urgente que recibió el jugador del Sevilla Antonio Puerta, que falleció el 28 de agosto.

Tras el auto judicial dictado el pasado viernes, el facultativo se reincorporó ayer a su puesto de trabajo en el servicio de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío. Otros dos médicos de la ciudad hospitalaria permanecen suspendidos de empleo y sueldo por las declaraciones emitidas en el programa televisivo La Noria. Fuentes cercanas al caso reseñaron que el juez estima como "arbitraria, desproporcionada y atípica" la suspensión de empleo y sueldo por "una falta considerada como leve". Según el auto judicial, "el daño al trabajador por la sanción cautelar es difícil de reparar". Esta decisión judicial marca precedente para los otros dos médicos que permanecen sin empleo ni sueldo por el mismo motivo y que previsiblemente iniciarán el mismo procedimiento ante los tribunales. En la decisión judicial se añade además que la suspensión del trabajador puede ser objeto de indemnización y reparación económica.

Tras la polémica emisión de La Noria -29 de septiembre en Telecinco-, la dirección del Virgen del Rocío abrió expedientes disciplinarios a los cuatro facultativos por quebrantar el régimen del hospital y desvelar datos confidenciales de un paciente. Tres de los médicos fueron suspendidos de empleo y sueldo como medida cautelar hasta la culminación de la investigación abierta. Esta medida cautelar tiene un plazo máximo de seis meses. El cuarto facultativo expedientado no fue suspendido porque ejerce como enlace sindical.

Los médicos explicaron que las declaraciones que emitió la cadena de le televisión fueron grabadas con cámara oculta, sin su consentimiento. Desde la Asociación de Médicos de Urgencias Amura se explicó entonces que los cuatro médicos no fueron conscientes en ningún momento de que sus palabras sobre la muerte de Antonio Puerta y la atención urgente que recibió el jugador del Sevilla serían utilizadas y emitidas por una cadena de televisión. "De haber sabido que eran grabados no habrían lanzado esas afirmaciones", esgrimieron.

Los médicos también denunciaron la grabación presuntamente ilegal. Esta denuncia contra las grabaciones con cámara oculta, emitidas por la televisión con cobertura nacional, se presentó en octubre en el juzgado de instrucción número siete. Los abogados permanecen a la espera de un decisión judicial ante grabaciones que consideran "constitutivas de delito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios