Sevilla

La juguetería Osorno se reduce a la mitad

  • Se alquila por 16.000 euros uno de los dos locales que ocupaba este comercio tradicional

Un cartel indica el local disponible que antes ocupaba Osorno en la calle San Pablo. Un cartel indica el local disponible que antes ocupaba Osorno en la calle San Pablo.

Un cartel indica el local disponible que antes ocupaba Osorno en la calle San Pablo. / víctor rodríguez

Comentarios 1

La jugutería Osorno, uno de los negocios más tradicionales de Sevilla, ha reducido a la mitad sus instalaciones en la calle San Pablo. Así lo afirmó ayer a este periódico su propietario, Francisco Osorno, quien destacó que la tienda se queda sólo con uno de los locales situados frente a la parroquia de la Magdalena, mientras que el otro permanece disponible para ser alquilado.

Un escaparate tapado y con un inmenso anuncio advierte de que un local situado en la calle San Pablo se encuentra disponible para todo el que quiera abrir en él un negocio. A quienes hayan transitado por este enclave las últimas semanas les habrá llamado la atención el aspecto que ofrece la que fuera hasta hace poco una de las tiendas de Osorno, reconocibles por sus escaparates atestados de juguetes. La firma sevillana continúa, pero con una sola tienda, en esta privilegiada zona, paso obligado de muchos sevillanos y turistas que discurren a diario entre el centro de la ciudad y Triana.

El propietario de la tienda de juguetes explica que se decidió reducir a la mitad las instalaciones del negocio, que hasta hace poco ocupaba dos locales, situados en los números 17 y 19 de la calle San Pablo. Ahora sólo permanecen en el segundo, el que es de su propiedad, ya que el otro no es suyo y se encontraba en régimen de alquiler.

Los titulares del local que se ha quedado vacío -dueños de todo el edificio donde se encuentra- lo han vuelto a poner en alquiler, aunque aún no han firmado ningún contrato, pese a recibir la llamada de numerosos interesados. Consta de 307 metros cuadrados, a los que se suma un altillo que Osorno usaba como segunda planta. El precio del arrendamiento está fijado en 16.000 euros mensuales, por lo que el metro cuadrado de estas instalaciones se sitúa en 52 euros. Se trata de uno de los locales más grandes del centro en una zona donde la mayoría de los negocios abiertos en los últimos años están vinculados a la hostelería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios