El juzgado inicia la subasta de los bienes inmuebles de Rafael Juliá

  • La venta pública se produce tras la sentencia por despido improcedente de 17 trabajadores

El juzgado de lo Social número 3 de Sevilla inicia hoy la subasta pública de los bienes inmuebles de Rafael Juliá, como consecuencia de los embargos producidos a raíz de la sentencia dictada el 15 de septiembre de 2015, que estimó la demanda presentada por 17 trabajadores contra la empresa Juliá Catering y los empresarios José María y Rafael Juliá por despido improcedente.

Los empresarios fueron condenados a abonar las indemnizaciones con sus salarios de trámite y los intereses, que asciende a algo más de un millón y medio.

El letrado de los trabajadores, José María Carnero Salvador, se mostró ayer "muy satisfecho con el comienzo de la subasta de los bienes embargados después de varios años de tramitación judicial, pues supone comenzar a ejecutar de forma práctica la condena recogida en la sentencia y en definitiva que los trabajadores puedan cobrar al fin sus indemnizaciones y salarios, al menos en parte". Concretamente en este lote sale a subasta pública un apartamento en la Plaza Ruiz de Alda de la capital, un solar en Mairena del Aljarafe y una parcela en El Ronquillo, todas las fincas libres de cargas.

No obstante, se está a la espera de la resolución de una querella interpuesta por los propios trabajadores donde se viene investigando un posible delito de frustración de ejecución judicial, por la venta de algunos bienes antes de recibir los embargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios