urbanismo | polémico proyecto a la vera del río

El kiosko de las Delicias encalla

  • La Gerencia aprecia obras no legalizables en la construcción del negocio de 800 metros cuadrados

Comentarios 8

Urbanismo paró hace un mes las obras del kiosko-bar que se construye junto al río. La orden de paralización sigue vigente. Estos días de Feria se mantiene una estructura que llama poderosamente la atención de las miles de personas que acuden al real por el Puente de los Remedios. Una obra empezada, unos trabajos a la mitad, un esqueleto por el que el público se pregunta. La ubicación es inmejorable. Estratégica, que dirían algunos. La construcción salta descaradamente a la vista. La Gerencia sigue alegando que los trabajos se detuvieron por falta de permisos. La promotora de la edificación del polémico kiosko (Puerto Delicias, S.L.) ha presentado un reformado ante la Gerencia de Urbanismo para tratar de salvar una iniciativa en la que se reconoce una inversión de medio millón de euros y que genera un impacto notorio en el paisaje urbano. Se trata, sobre el papel, de unas obras de acondicionamiento de una parcela propiedad del Puerto de Sevilla, en el citado Muelle de las Delicias, para su explotación como bar mediante instalaciones reversibles. Fuentes municipales consultadas este miércoles por este periódico aseguran que después de la Feria se estudiará al detalle el reformado, pero avanzan ya que en las obras que se han paralizado se han efectuado determinadas actuaciones que no sólo no están bajo el amparo de licencia alguna, sino que no son legalizables.

La promotora considera en el reformado que el kiosko potencia el uso del Muelle de las Delicias. Contempla un bar de 80 metros cuadrados y una terraza de 800 metros cuadrados que incluye una cristalera desmontable que cierra la terraza-pérgola cuando el clima sea adverso y así se permite el uso de la terraza durante todo el año. El reformado hace los cambios oportunos para integrar el gran pino original existente en el lugar. El bar contará con un sótano de 250 metros cuadrados, donde se alojarán los aseos hasta ahora inexistentes en el Muelle de las Delicias y que se incorporan las obras de urbanización que se entregan a la Autoridad Portuaria.

La nueva propuesta de las instalaciones. La nueva propuesta de las instalaciones.

La nueva propuesta de las instalaciones. / FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

Planta básica. Planta básica.

Planta básica. / FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

El reformado recuerda que una de las condicions previas a la concesión era el carácter de instalación ligera y desmontable del proyecto, salvo determinadas obras de urbanización. La estructura del bar se mantiene como metálica y ligera y fácilmente desmontable. El sótano se ejecutará con muros de hormigón y forjados con losas. Una vez finalizado el período de concesión de la explotación del espacio, el sótano, el estanque y la terraza quedarán integrados en la nueva ordenación urbanística de este espacio del Muelle de las Delicias del Puerto de Sevilla.

Urbanismo ha exigido en todo momento el cumplimiento de la normativa de accesibilidad para minusválidos en todos los espacios del kiosko. Por este motivo, el reformado admite que se ha simplificado el diseño original de las terrazas y el trazado de comunicación y recorrido entre ellas. De esta manera se ha dispuesto una gran rampa perimetral en torno a la parcela, así como un salvaescaleras en el lindero inferior de la misma,a la cota del muelle, que garantiza el acceso desde todos los puntos. Finalmente para la zona prevista de juego para niños (un aspecto importante en la urbanización del espacio) se disponen todos los materiales necesarios para el desarrollo de la actividad exigida.

El proyecto contempla un bar de 80 metros cuadrados y una terraza de 800

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha concedido la explotación del espacio a la empresa Puerto Delicias S. L. con la finalidad de que el futuro establecimiento no sólo funcione como kiosko bar, sino que se se puedan celebrar bodas, bautizos y comuniones, según se refleja expresamente en la documentación. El presupuesto total del que se informa a Urbanismo es de 446.877 euros, de los que 310.000 son para la ejecución propiamente dicha. Las principales partidas del proyecto son para cimentación (53.000 euros) y estructuras (30.000).

La Gerencia de Urbanismo de Sevilla ordenó el pasado primero de marzo la paralización de las obras de este nuevo kiosko bar que se construye en el muelle de las Delicias, situado junto al Puente de los Remedios. Al frente de este establecimiento, que será una nueva versión del Mariatrifulca, están los mismos empresarios que lideraron aquel proyecto que es hoy una referencia de la oferta hostelera de Sevilla.

El motivo por el que se emitió la orden de paralización -difundida por la propia Gerencia de Urbanismo- es porque las obras carecían hasta el momento de licencia urbanística, actualmente en tramitación, según precisó el Ayuntamiento en un comunicado oficial. También se comprobó entonces tras una visita de inspección que la actuación que se había puesto en marcha no coincidía con el proyecto técnico para el que se había solicitado la licencia. Estas discordancias se concretan exactamente en que en el proyecto objeto de solicitud se recoge un módulo prefabricado, en tanto que se encuentra ejecutada una losa de hormigón armado; el perímetro de la estructura ejecutada es mayor que el módulo prefabricado previsto; se ha reubicado la escalera que conecta con la planta sótano y, finalmente, el trazado de las bancadas para la zona de jardines tampoco coincidía con el proyectado.

Al corresponder la zona de obras al área AP-25 del Plan Especial del Puerto de Sevilla, el desarrollo de esta construcción ha estado precedido de una concesión administrativa para la explotación del espacio por parte del Puerto de Sevilla. Hace más de un año que estos empresarios se hicieron con la parcela, pero no lo habían desarrollado urbanísticamente hasta el momento. Y no es la primera vez que operan en el muelle. El restaurante que explotan sobre el puente de Triana también pertenece a la Autoridad Portuaria, que lo sacó a concurso mediante concesión administrativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios