Una lanzadera podría unir la Barqueta y el centro la próxima Semana Santa

  • El Ayuntamiento estudia instalar una línea que refuerce la que se puso en marcha el año pasado desde Los Remedios a la Puerta de Jerez · El proyecto todavía está en estudio y no se sabe cuál será el punto de destino del autobús

Comentarios 6

El Ayuntamiento de Sevilla anunció ayer que está estudiando la puesta en marcha de una nueva lanzadera de autobús para Semana Santa que salga desde la Barqueta, aunque todavía no tiene claro su punto de destino. Este nuevo servicio reforzaría a la otra línea que ya se puso en práctica el año pasado y que conectaba el Parque de los Príncipes con la Puerta de Jerez.

Así lo anunció la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, al término de la primera reunión de coordinación para las fiestas de primavera, celebrada ayer por la mañana en el Salón Colón del Consistorio sevillano. La lanzadera de la Barqueta está todavía en estudio y no se sabe hasta dónde llegará, por dónde circulará y ni siquiera si finalmente se habilitará o no. Lo que sí está claro es que la empresa municipal de transporte urbano (Tussam) repetirá de nuevo el servicio que conecta el Parque de los Príncipes y la Puerta de Jerez.

En contra de la lanzadera de la Barqueta juega el hecho de que en este punto de la ciudad no haya una bolsa importante de aparcamientos ni subterráneos ni en superficie, algo que sí existe en Los Remedios. De hecho, muchos ciudadanos que llegan a Sevilla desde distintos puntos del Aljarafe optaron en 2007 por dejar sus coches en la explanada próxima al campo de la Feria y se acercaron al centro en esta lanzadera.

En cambio, la Barqueta sí es un enclave en el que confluyen varias de las líneas de Tussam que transportan más viajeros, como son las circulares C1, C2, C3 y C4 y otras como la línea 2, que conecta este punto con Heliópolis y une los dos hospitales de la ciudad; la 6, que va desde Triana hasta San Jerónimo; el 13, que une la Plaza del Duque con Pino Montano; y el 14, que llega desde el centro hasta el Polígono Norte. Estas dos líneas no suelen entrar en el casco histórico en Semana Santa por el paso de cofradías.

Todos los usuarios de estos autobuses podrían así bajarse del autobús en la Barqueta y tomar otro que les dejara más cerca del centro. Lo que se está estudiando ahora es si se llevará a la gente hasta la Puerta de Jerez, como hace la otra línea especial que sale de Los Remedios; o se buscará algún otro punto que no obligue a los viajeros a recorrer andando toda la calle Calatrava, la Alameda de Hércules y la calle Trajano para alcanzar el Duque.

Mientras el gobierno local continúa analizando la viabilidad de esta lanzadera, la reunión de ayer sirvió también para conocer un dato económico interesante: el de cuánto costó a las arcas municipales la Semana Santa de 2007. En total el Ayuntamiento gastó 5.304.435,06 euros en la última edición de la primera gran fiesta mayor de la ciudad.

La mayoría de ese coste la asumió la delegación de Recursos Humanos, encargada de abonar las horas extras y productividades de todos los policías, bomberos, miembros de Protección Civil y demás funcionarios. Este área gastó casi dos millones de euros en la Semana Santa de 2007, concretamente 1.979.408 euros. La empresa municipal de transporte urbano (Tussam) le siguió de cerca con 1.632.000 euros. El resto de esta cantidad se la repartieron varias delegaciones y empresas municipales implicadas en la gestión y organización del evento.

Para la Semana Santa de 2008 el coste será algo mayor, ya que a la cifra orientativa del año pasado habrá que sumarle lo que vale el desmontaje de las catenarias, que costará a las arcas municipales unos 160.000 euros. Este proceso comenzará a ejecutarse el próximo día 4 de marzo, coincidiendo con el montaje de los palcos en la Avenida de la Constitución. Desde esta fecha, hasta pasado el Domingo de Resurrección, el tranvía no llegará hasta la Plaza Nueva y sólo recorrerá el tramo comprendido entre el Prado de San Sebastián y el Archivo de Indias.

Las catenarias volverán a ser montadas después de Semana Santa para, según el proyecto del Ayuntamiento, retirarlas definitivamente en la cuaresma de 2009. Para esa fecha está previsto que el tranvía llegue a la Plaza Nueva sin la ayuda de los postes situados entre este punto y el Archivo de Indias.

También ayer se conoció el número de obstáculos que se han detectado para el paso de cofradías. Hasta el día de hoy, el Ayuntamiento tiene controlados 809 posibles dificultades que tienen que ser solventadas antes del Domingo de Ramos. Quien se encarga de esto es el Centro de Coordinación Operativo (Cecop), con el que las hermandades contactan por internet para informar de las trabas que encontrarán en su recorrido.

El número de obstáculos se ha reducido más de la mitad en los tres últimos años. En 2005 se detectaron 1.659 y el año siguiente 1.489. Este año, a falta de 41 días para el Domingo de Ramos, hay 809 obstáculos. La mayoría de ellos corresponden a cables que están a una altura demasiado baja, a ramas de árboles que es necesario podar y a bolardos. Este año posiblemente haya más elementos de este tipo que retirar, debido sobre todo a que en zonas reformadas recientemente como la Alameda de Hércules o la Alfalfa y su entorno se han colocado más marmolillos que los que había antes de las obras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios