El legado de amor de Santa Ángela en la Amargura

  • La hermandad de San Juan de la Palma creó en 2011 un fondo para proyectos asistenciales

Hay una priostía diaria en las hermandades que va más allá de cirios, flores, plata y velas rizadas. Un trabajo callado y necesario que da sentido fraterno a las corporaciones y que ayuda sin mirar siquiera si el nombre está en la nómina de hermanos. Son las obras asistenciales, una caridad que traspasa el donativo frío y necesario del dinero y que trabaja en muchas ocasiones por la dignidad de las personas.

Cada hermandad ha encontrado un aspecto de la sociedad donde llevar a cabo su vocación de servicio a los demás y, si bien es cierto que existen varios proyectos comunes como el economato del casco antiguo, hay acciones particulares de cada corporación.

En la hermandad de La Amargura nace en el año 2011 el Fondo Santa Ángela de la Cruz que se nutre, además de la urna que está durante todo el año en el presbiterio de San Juan de la Palma, de donaciones de particulares, tertulias cofrades, actos benéficos, etc. Según explica el diputado de Caridad, Pablo Murillo, "el fondo está aparte del presupuesto de Caridad de la hermandad, por lo que su creación no supone un menoscabo en las obras asistenciales realizadas desde siempre. El grueso del fondo está formado por donativos particulares y de diferentes entidades, así como algunos beneficios extraordinarios de la hermandad y la colecta del día de Santa Ángela, 5 de noviembre". Esto supone que el fondo dispone de una cantidad que suele estar entre los 6.500 y 8.000 euros.

La convocatoria para que las distintas asociaciones puedan acceder a él se abre en el mes de octubre y finaliza en diciembre. Los requisitos que deben cumplir son claros. Por un lado, la asociación debe estar compuesta por voluntarios y retener sus bases inscritas en el registro correspondiente de la Junta de Andalucía. El proyecto propuesto se debe desarrollar en el año en el que se concede la ayuda y la cuantía se puede fraccionar en varios proyectos. De hecho, según las normas de la Fundación (aprobada en cabildo de hermanos) sólo se puede dar la totalidad del dinero a una iniciativa que parta de la hermandad.

Normalmente se presentan entre 10 y 15 propuestas . Respecto al ámbito de actuación, las hay desde las dirigidas a personas en riesgo de exclusión social, hasta casas de acogidas. Hay una comision de Junta de Gobierno que valora los proyectos y decide donde va destinado el fondo Santa Ángela.

En total, en todos estos años se han beneficiado más de 15 asociaciones que han desarrollado labores tanto de inserción laboral, acogida, integración social, atención a mayores, acompañamiento, etc . ya sea a nivel local (Adoratrices, Brotes, Asociación Síndrome de Down, Prolibertas, o la Asociación alameda de mayores), como de atención sanitaria y educativa en zonas del tercer mundo (África - Fundación Candelaria). Desde 2011, se han presentado alrededor de 80 proyectos en total.

En este año, con el refrendo del cabildo general se acordó destinar la ayuda a tres proyectos. El primero de ellos es el Taller Prelaboral de capacitación básica presentado por la Asociación Desal, que llevará a cabo talleres de formación para jóvenes de entre 17 y 21 años residentes en los barrios de Candelaria, Madre de Dios y Pajaritos para mejorar su formación.

El segundo de ellos es el presentado por la Asociación Ela de Fisioterapia en Domicilio, cuyo fin es la atención a personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica en sus propios hogares. Por último, está el llamado Casa Abierta, presentado por la asociación Reinserción Social Zaqueo, destinado a atender a personas que abandonan los centros penitenciarios de Sevilla, así como el mantenimiento de la casa de acogida para internos clasificados en segundo y tercer grado penitenciario que no disponen de acogimiento familiar.

Cuando termina el año, las asociaciones beneficiarias deben presentar una memoria de justificación de los gastos derivados de la puesta en marcha del proyecto.

Y todo ello sin menoscabo a la labor cotidiana de la Diputación de Caridad marcada en las reglas de la hermandad. Además de atención directa a personas con dificultades económicas a través del pago de facturas, servicios sanitarios no cubiertos por la seguridad social, deudas, etc, la hermandad participa en acciones como la Recogida de Alimentos o la ayuda directa a conventos de la zona como el Pozo Santo o el Espíritu Santo o con dos comedores sociales: San Juan de Dios y San Juan de Acre. También hay ayudas puntuales a asociaciones o entidades que anteriormente han ido beneficiadas con el fondo Santa Ángela. A esto se añade el seguimiento a hermanos enfermos, visitas a hospitales, funerales, etc. También se convocan jornadas de convivencia entre hermanos veteranos, como el domingo del besamanos de la Amargura.

Todo ello, con una colaboración estrecha con Cáritas Parroquial, en la que se integran varios hermanos de la corporación. Asimismo, ha participado en la acción conjunta de las hermandes del Domingo de Ramos que ha consistido en donativos al Convento de San Leandro y a la Asociación Autismo Sevilla.

Otra de las colaboraciones de la hermandad es con el Fondo Común Diocesano y becas para el seminario.Gestos que hablan de entrega, como la iniciativa de unir el reparto de papeletas de sitio con la Operación kilo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios