La licitación de obra pública sigue al mínimo tras la crisis

  • La subida de las inversiones registrada en 2017 respecto a los dos años anteriores queda muy lejos de la frenética actividad de 2006 a 2009

La licitación de obra pública sigue al mínimo tras la crisis La licitación de  obra pública sigue al mínimo tras la crisis

La licitación de obra pública sigue al mínimo tras la crisis / juan carlos vázquez

Comentarios 1

La inversión de las administraciones (central, autonómica y local) en obra pública en la provincia de Sevilla está subiendo algo en los últimos años pero los sectores ligados a la construcción recalcan que los niveles siguen muy lejos de la frenética actividad que teníamos antes de los años de la crisis.

Según las estadísticas de licitación pública que aporta periódicamente la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de infraestructuras (Seopan), a lo largo del año 2017 se movieron 288 millones de euros en Sevilla, una cantidad superior a los 207 millones y los 263 millones registrados en las dos anualidades anteriores (2016 y 2015).

El nivel de licitaciones no ha superado la cifra de 200 millones desde 2015 hasta hoy La Administración local es la que más millones ha destinado en los últimos 17 años El tranvía de Alcalá y la SE-40 se iniciaron en los años buenos y aún siguen en obras

Estas cifras son una quinta parte de las inversiones que se movían en plena burbuja inmobiliaria (2006) y que se mantuvieron al menos hasta 2009. En aquella época la licitación de obra pública se movía entre los 1.400 y los 1.700 millones de euros, como puede apreciarse en la infografía adjunta.

Eran los años en los que comenzaban las obras de la segunda ronda de circunvalación de Sevilla, la denominada SE-40, en los suelos de La Rinconada, una infraestructura estatal de 77 kilómetros que aún no se ha terminado y avanza muy lentamente con las inversiones que el Ministerio de Fomento va aprobando en sus presupuestos estatales. En la imagen superior derecha se observa el estado actual de las obras de la SE-40 a la altura de Coria, un tramo que aún no se ha puesto en servicio, al igual que sucede con el de Palomares hasta la A-49.

Este año no ha habido inversiones estatales nuevas porque Mariano Rajoy aún no ha podido aprobar los presupuestos de 2018 y se ha visto obligado a resistir con una prórroga hasta tanto consiga suficiente apoyo político para sacarlos adelante.

En los terrenos de la Punta del Verde también echaba a andar allá por el año 2006 la megaconstrucción de la nueva esclusa del Puerto de Sevilla, proyectada con vistas a que pudieran entrar buques de cualquier tamaño una vez se completara el proyecto con la profundización del canal de navegación del estuario del Guadalquivir. Esa profundización es la obra del dragado, que debía acometerse en paralelo o poco después, lo que aún no ha sucedido por las pegas que han puesto las autoridades europeas.

En 2006 la obra del Metro de Sevilla estaba en pleno apogeo, aunque lo cierto es que había comenzado a finales de 2003 con la rehabilitación de los antiguos túneles. Los sevillanos nos familiarizamos con la tuneladora que ejecutó la estructura subterránea en la capital desde Los Remedios hasta la zona de Nervión, donde enlazaba con los antiguos túneles que se cerraron en los años 80 del siglo pasado.

De esos mismos años es la obra del tranvía de la Plaza Nueva al Prado que luego se prolongó hasta San Bernardo. Estamos hablando de una época en la que la capital estaba plagada de obras de gran envergadura al mismo tiempo: metro, tranvía y carril bici.

El tranvía de Alcalá de Guadaíra es otra de las infraestructuras que echaron a andar en este periodo, concretamente en 2008, pero todavía no han concluido las obras, que se paralizaron con los recortes de presupuesto por la crisis y se retomaron a finales de 2015. Parte del tramo ya terminado ha sufrido recientemente el robo de hasta 400 metros de raíles, así como barandillas y otros elementos, un incidente del que advirtió la Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA) y que llevó a la Junta de Andalucía, como titular de la infraestructura, a denunciar los hechos a las autoridades policiales. Lo normal es que los ladrones vendan este tipo de material a las chatarrerías, como sucedió con la cubierta del Ayuntamiento de la Copa Davis.

El bloque de los años 2004 y 2005 es el segundo en importancia en la provincia de Sevilla en montante inversiones, con una cantidad anual que ronda los 800 millones de euros. En aquellos años hay que incluir la obra del Metro de Sevilla que ya había cogido ritmo en el Aljarafe y en la capital, y la del bulevar de Bellavista que permitió a los vecinos de este histórico barrio obrero acabar con la división de su territorio y librarse de las elevadas estadísticas de accidentes graves y mortales a causa del tráfico.

En la capital, los años más activos en licitaciones coincidieron con la construcción de los parques en los cauces fluviales (acuerdo entre la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y el Ayuntamiento), con la obra del carril bici, de las setas de la Encarnación, de los dos pasos subterráneos y de las reurbanizaciones, por citar algunos ejemplos.

Si comparamos los niveles de licitación pública actuales de Sevilla, esos 288 millones de euros son equiparables a los que registraba la provincia hace más de 15 años. Tenemos que remontarnos a 2002, cuando la licitación pública rondaba los 284 millones de euros, para tener una cifra similar a la actual. En las anualidades inmediatamente anteriores y posteriores el montante era de 322 millones de euros en 2001 y de 360 millones de euros en 2003.

Si analizamos los datos de Seopán en función de las administraciones que licitan esas obras, la Administración local es la que más millones de euros ha destinado a la provincia a lo largo de estos últimos 17 años, con una suma que asciende a 3.786 millones de euros. El segundo lugar es para la Administración autonómica, que ha licitado obras por un montante de 3.675 millones de euros. El tercer y último lugar es para la Administración estatal, que ha licitado actuaciones por valor de 3.649 millones de euros en estos 17 años.

Si sumamos las tres administraciones, arroja una abultada cantidad de obras licitadas en la provincia de Sevilla entre 2001 y 2017, concretamente más de 11.000 millones de euros.

El gremio de los ingenieros llamó la atención esta semana en Sevilla, en el II Foro de Ingeniería y Ciudad, sobre el hecho de que la inversión de las administraciones en infraestructuras en Sevilla sufrió una caída durante la crisis económica de la que aún no se ha recuperado. En opinión de Agustín Argüelles, representante de Sevilla en el Colegio de Ingenieros de Caminos de Andalucía, las inversiones en infraestructuras de transportes si son racionales, es decir, si no son aeropuertos sin pasajeros ni aviones, suponen la creación de empleo, de patrimonio y de riqueza, por lo que reclamó la necesidad de completar esas infraestructuras proyectadas y que no acaban de cumplirse en Sevilla.

Los ingenieros insistieron en ese foro en la necesidad de que Sevilla y los municipios de su corona cuenten con una red de tranporte público eficiente con extensión metropolitana y con plataforma reservada de paso exclusivo que sirva al ciudadano.

Obras de la se-40

2018

Obras del tranvía

2006

Obras del metro

2007

Obras de la esclusa

2009

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios