Patrimonio

Una limpieza para las Tres Cruces

  • El monumento enclavado en Santa Cruz presenta problemas de suciedad generalizada o pérdida de materiales y pintura en los elementos de hierro

  • El presupuesto es de 6.400 euros

El monumento de las Tres Cruces es uno de los más característicos del barrio de Santa Cruz. El monumento de las Tres Cruces es uno de los más característicos del barrio de Santa Cruz.

El monumento de las Tres Cruces es uno de los más característicos del barrio de Santa Cruz. / Juan Carlos Muñoz

Uno de los monumentos más reconocibles del barrio de Santa Cruz será sometido a tareas de mantenimiento. El Ayuntamiento limpiará en los próximos meses las Tres Cruces, que se sitúa en la confluencia de las calles Cruces y Doncellas. Como el conjunto se encuentra dentro del sector 7 del centro histórico, cuyo plan especial de protección está pendiente de tramitar, la actuación se limitará estrictamente a trabajos de mantenimiento encaminados exclusivamente a la limpieza de la piedra y a la pintura de los elementos de hierro para mejorar la imagen del conjunto hasta la redacción y aprobación, por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, de un proyecto integral de restauración.

La intervención forma parte de las actuaciones que la Gerencia de Urbanismo realiza de manera periódica sobre los diferentes monumentos de la ciudad, aunque, en este caso, fue pedida por el pleno de la junta municipal del distrito Casco Antiguo en su sesión del 7 de marzo de 2017. Las Tres Cruces presentan diversas patologías, entre ellas, suciedad generalizada por la falta de mantenimiento y la contaminación ambiental, "que oscurece visualmente la tonalidad de la piedra, especialmente visible en los capiteles y en la grada superior del pedestal"; pérdidas de materiales y morteros, fisuras, descamación y erosión; moho y vegetación; o ausencia de pintura en los elementos de hierro, como se detalla en el documento técnico redactado por la Gerencia. Además, el monumento ha sufrido reparaciones con mortero de cemento (portland), material no afín a las características de la obra, "que conlleva aportación de sales e incluso posibles conflictos de tensiones. Supone, además, un daño estético, ya que su apariencia y acabado nada tienen que ver con el conjunto".

La intervención es sólo de mantenimiento al estar enclavado en un sector sin plan especial

La intervención contempla una actuación en los elementos de piedra (columnas y gradas) y en los de hierro. En los primeros, se realizará una limpieza y tratamiento biocida. "La eliminación de residuos adheridos en la superficie se realizará mediante cepillos de dureza variable, según resistencia del material, en seco. Se atenderá especialmente a no erosionar o alterar las superficies. Se prevé también la limpieza química mediante cepillado con solución de jabón neutro. En las zonas donde persistan los microorganismos se aplicará un producto fungicida". La limpieza de los ladrillos se realizará en seco, siempre que sea posible. Por último, se aplicará un tratamiento de hidrofugación: "Sólo se hidrofugarán las gradas de ladrillos. El producto a emplear deberá ser permeable al paso del vapor de agua y resistente a los cambios climáticos, especialmente a las altas temperaturas de los meses de verano".

En cuanto a los elementos de hierro, se hará un rascado y limpieza del óxido, se aplicará una imprimación anticorrosiva, y dos manos de pintura con esmalte sintético especial para metales del tipo oxiron forja pavonado de color negro.

El monumento de las Tres Cruces fue construido a mediados del siglo XX reutilizando elementos de carácter histórico en una composición que retoma la tradición renacentista y barroca de ubicar cruces en los lugares públicos de la ciudad para sacralizar su entorno y hacer presente la religión católica, explica el informe de la Gerencia de Urbanismo.

Sobre un pedestal cuadrangular de ladrillos, se sitúan las tres cruces de forja montadas sobre columnas de mármol, una de ellas con capitel romano, provenientes de las galerías altas del asilo de los Venerables Sacerdotes. El monumento está cercado con una verja de hierro y cuatro faroles.

La actuación conservativa tiene un presupuesto de 6.442 euros y se llevará a cabo "desde el máximo respeto a la obra original".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios