Los magistrados de Instrucción deciden reorganizar su agenda de trabajo

  • La junta de jueces fija en 6.000 el número de asuntos que debe ingresar cada juzgado al año

Los jueces de Instrucción de Sevilla decidieron ayer reorganizar su agenda semanal de trabajo, dentro de las medidas anunciadas en la junta general de jueces para responder a la situación de sobrecarga. El juez decano, Francisco Guerrero, explicó a este periódico que la junta de jueces de Instrucción, que integra a los 20 magistrados destinados en estos órganos judiciales, ha decidido que debe reorganizar su agenda semana por diversos motivos y así se ha decidido dedicar dos días a la toma de declaraciones y práctica de diligencias, otro día para los señalamientos de los juicios de faltas, y los otros dos restantes para la adopción de medidas cautelares, la resolución de asuntos de fondo, y el control de las causas ejecutorias.

La junta de jueces también acordó fijar el número de entrada de asuntos adecuado por juzgado y año en unos 6.000 casos, una cifra que este año se va a superar ampliamente, dado que superará una media de 8.000 asuntos. Junto a los jueces de Instrucción se han reunido los titulares de los dos juzgados de Vigilancia Penitenciaria, que han establecido que la carga de trabajo debe venir determinada por el número de internos y no por los asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios