El ex marido de la vecina de Alcosa queda libre al demostrarse que se autolesionó

Comentarios 41

El Juzgado de Violencia de Género de Sevilla ha dejado en libertad a un hombre de 38 años después de que el forense certificase que las lesiones con un cúter de las que fue acusado por su ex compañera se las había causado ella misma. El detenido, José Antonio S.B., quedó en libertad el sábado, después de que un informe forense certificase la "falta de credibilidad" de la denunciante, que tenía todas sus heridas en la parte frontal del cuerpo, "accesibles para la interesada", y no presentaba las lesiones típicas de defensa, según informó ayer el abogado defensor, Fernando Retamar.

Además dos testigos imparciales, y "sin motivo para dudar de su credibilidad", según el juez, declararon que el acusado pasó con ellos en Umbrete toda la tarde del jueves pasado, cuando la denunciante, Raquel V.D., de 31 años, aseguró haber sido apuñalada en su domicilio en el barrio del Parque Alcosa.

Tras la denuncia, la mujer acudió a numerosos programas de televisión para afirmar, entre lágrimas, que es madre de dos hijos pequeños y que "no sabe cómo pedir protección para no ser la próxima en la lista" de mujeres asesinadas por su pareja. Raquel denunció que su ex compañero acudió hacia las ocho de la tarde del jueves a su vivienda de la plaza del Azahín y llamó a la puerta, por lo que ella le abrió pensando que era su hijo que regresaba del colegio.

Según su denuncia, ambos forcejearon y José Antonio la apuñaló hasta que ella consiguió encerrarse en su habitación y pedir auxilio. La mujer fue trasladada por los servicios de emergencia por lesiones superficiales. El informe del forense afirma que la supuesta víctima no presentaba ninguna herida en la parte posterior del cuerpo ni las "lesiones típicas de defensa, pese al fuerte forcejeo" que dijo haber mantenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios