"Los médicos no tienen por qué saber de seguridad personal"

Comentarios 1

El creciente número de agresiones a médicos por parte de pacientes o familiares, el intrusismo y la fuga de profesionales a otros países o al sector privado son algunos de los problemas diagnosticados en las plantillas de la sanidad pública andaluza. Para el presidente del Colegio de Médicos, Carlos J. González-Vilardell, las soluciones pasan por que los ataques a facultativos se juzguen como delitos y no como faltas; establecer sistemas de seguridad en Urgencias ambulatorias; e impulsar campañas para que la profesión recupere el prestigio y el reconocimiento de otros tiempos.

-¿Cuáles son las formas de intrusismo más peligrosas?

-Tenemos constancia de la práctica de técnicas cosméticas y quiromasajes en pseudocentros médicos. Se dan muchas formas de intrusismo pero el que más nos preocupa es la pseudomedicina ejercida por personas que ni son médicos ni están capacitadas por ejemplo para recomendar dietas de adelgazamiento. La forma más grave de intrusismo en medicina es el curanderismo.

-¿Cuáles pueden ser las consecuencias para la salud?

-Este intrusismo puede provocar graves daños. El Colegio de Médicos denuncia estos casos ante la Administración para que sancionen el ejercicio sin cualificación.

-Otra lacra en la profesión es la violencia contra el médico, ¿cuál es su análisis de la situación?

-Se está llegando a momentos de mucha presión asistencial donde la figura del médico se ha degradado y crece la desconsideración hacia el profesional. A veces se llega a niveles extremos que terminan en agresiones físicas. El Colegio de Médico comenzó a trabajar contra las agresiones en los tribunales hace ya cinco años. Este año la Administración ha lanzado una campaña de sensibilización social.

-¿Cree que el médico está hoy sometido a muchas exigencias?

-Además de la presión asistencial por el elevado número de pacientes, hoy al médico se le exige más que a cualquier profesional. En pocos minutos tiene que resolver un problema de manera certera.

-¿Ha empezado el SAS tarde a afrontar el problema de la violencia en las consultas?

-La Administración ha reaccionado recientemente a las agresiones cuando han aumentado las bajas laborales por esta causa y se ha generado una alarma social.

-¿Cómo se pueden frenar las agresiones al médico?

-Es fundamental que jueces y fiscales consideren estos ataques como atentados a la autoridad y no como faltas. Cuando se impongan penas de cárcel por agredir a un médico más de uno se lo pensará dos veces antes de amenazar o levantar la mano en la consulta. Además el médico tiene que recuperar la consideración y autoridad social.

-Mientras tanto, ¿se pueden adoptar medidas preventivas más concretas?

-En los centros de salud en zonas conflictivas, la Administración debería colocar a agentes de seguridad. El médico no tiene que saber defensa personal, es un profesional de la salud.

-¿Cuáles son las situaciones más graves que llegan al Colegio de Médicos?

-Por ejemplo, Urgencias en un centro de salud en un barrio conflictivo. Es de noche y están trabajando una médico joven, una enfermera también joven y un celador. Llega un individuo amenazando. ¿Qué pueden hacer? Deberían sentirse protegidos en su trabajo. Otro caso: un pueblo, es feria y al centro de salud llegan de noche muchos embriagados y no sólo por alcohol. Allí están los sanitarios para atenderlos pero también en este caso deberían contar con más seguridad. Son situaciones previsibles en las que puede desatarse la agresividad del paciente.

-Junto al intrusismo y la violencia, la fuga de profesionales es otra preocupación en los sectores de la sanidad.

-Si hace unos años el cien por cien de los MIR se quedaban en el SAS, ahora un número cada vez más elevado opta por ejercer en Portugal o en la sanidad privada. En estos momentos 2.000 médicos españoles están en Portugal. ¿Por qué? tienen más posibilidades de prosperar en sus carreras y las retribuciones son mejores.

-Esta fuga ¿puede provocar problemas para cubrir plazas en los próximos años?

-La fuga de médicos se afronta hoy con más plazas en la Univerisdad de Medicina. Tendremos más titulados pero ¿se marcharán a Portugal o al sector privado? Hay que retener aquí a los profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios