"Esta medida hará ver a los alumnos que no son invulnerables si atacan a un docente"

Comentarios 4

Que la Fiscalía tilde como atentado a la autoridad, no como falta, la agresión de un alumno a un profesor es muy aplaudido en la Asociación de Profesores de Institutos de Andalucía, cuyo portavoz, Gonzalo Guijarro, espera que esta medida se extienda a todos los ataques que sufran los profesores. "Son necesarias más sanciones porque la disuasión permitirá al profesorado recupere la autoridad perdida en las aulas", explicó Guijarro.

La agresión que sufrió el secretario del instituto La Paz, M. V., profesor de Latín, tuvo lugar a última hora de la mañana del pasado jueves. El director del centro educativo, Jesús Ruiz, explicó ayer que todo comenzó cuando varios alumnos aprovecharon la ausencia momentánea de un docente para saltarse una clase. "Estos alumnos se colaron en un aula de otro curso, que no les correspondía", añadió Ruiz. Los profesores de guardia se percataron de que este grupo estaba molestando a otros alumnos y provocando ruidos en el aula. Los docentes trataron de que los alumnos saliera de la clase, pero se negaron. Fue entonces cuando los profesores de guardia acudieron al secretario del centro, que imparte Latín. Al tratar de mediar, uno de los alumnos comenzó a increparle con todo tipo de insultos y de amenazas. "Una vez en la sala de profesores, el alumno agredió físicamente a M.V. y llamaron a la Policía". Ahora el docente está de baja y el alumno no puede acercase al centro por decisión de la Fiscalía y del juzgado de Menores. Esta medida marca un punto de inflexión en la manera de resolver conflictos en los centros educativos. El protocolo ante estos casos se basa en abrir expediente al alumno y decidir su expulsión.

El responsable de instituto La Paz espera que la medida que ha adoptado la Fiscalía suponga un apoyo para los docentes, que "en los últimos años han detectado un grave deterioro en el comportamiento de los alumnos, con continuas faltas de respeto y amenazas". Algunos se "creen intocables por ser menores y esta medida les hará ver que no son tan invulnerables", añadió.

La Paz no es considerado un centro conflictivo y las agresiones son aisladas. En 13 años, tres alumnos han sido expulsados de este centro por ataques.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios