El milagro de las zapatillas robadas

  • La empresa sevillana D'Original logra quintuplicar sus ventas tras sufrir un robo que estuvo a punto de causarle la ruina La difusión del caso fue clave para hallar una nueva oportunidad de negocio

El 24 de diciembre del año pasado, la empresa de zapatillas D'Original sufrió un robo que hizo peligrar la continuidad de la firma. Unos ladrones desvalijaron el almacén y se llevaron 5.000 pares de zapatillas, prácticamente todas las que la marca iba a vender durante la campaña de Navidad. Sólo una pequeña remesa se salvó del robo porque el envío llegó un día después de lo previsto. "Estábamos creciendo, habíamos tenido un año bastante bueno, pero el robo nos dejó arruinados. Tuvimos que invertir más porque había que devolver el dinero a los que habían comprado zapatillas", explica el responsable de esta empresa sevillana, Pedro Franco.

Ante aquel panorama, sólo quedaban dos opciones. "La primera era llorar y admitir que estábamos arruinados. La segunda era buscar una oportunidad ante este problema". Experto en comunicación y marketing, Pedro Franco y sus socios se volcaron en las redes sociales y en los medios de comunicación para exponer el problema. Pidieron la solidaridad de la ciudadanía y la confianza de la fábrica para poder hacer una producción rápida a crédito y así salir de nuevo al mercado.

Lo lograron y el resultado les ha sorprendido hasta a ellos mismos. La empresa ha quintuplicado las ventas. En el primer trimestre del año ha facturado ya lo mismo que a lo largo de todo el año 2015. Este periodo, además, suele ser el peor del ejercicio.

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en una operación conjunta, recuperaron buena parte de la mercancía robada un mes después. "El resto nos dijeron que estaba en Marruecos". Uno de los ladrones fue detenido. El otro se mató un mes después al caerse del techo de una nave de Dos Hermanas cuando intentaba entrar a robar. Con parte de su producción recuperada, más la nueva partida pedida a la fábrica y el impulso del asunto en las redes sociales y los medios de comunicación, D'Original creció como nunca hasta entonces.

Sus creadores supieron aprovechar un problema para darle la vuelta al asunto y ver una oportunidad de negocio donde era muy difícil verla. "Hoy queremos dar las gracias. Por varias razones. Primero porque te compra gente que no te conoce y te adelanta el dinero", explica Franco. Estas zapatillas sólo se venden a día de hoy por internet. "Segundo porque nosotros somos una empresa de la era digital y eso conlleva que se ha desarrollado a base del método ensayor-error, y a veces nos equivocamos. Y tercero porque necesitamos de la ayuda de la gente. La gente nos zarandeó, nos atendieron todos los medios de comunicación, hubo quien nos conoció gracias al robo. De hecho, en Sarria, en Galicia, haciendo el camino de Santiago, comenté el caso y me conocían como el de las zapatillas robadas".

La idea de poner en marcha un negocio de zapatillas en la web le vino en Brasil, donde estuvo viviendo un tiempo. "Me estaba comprando unas gafas de sol por internet. Eran muy baratas y compré cinco o seis. Hice una compra impulsiva. Por el dinero que me iba a gastar en unas gafas de alguna marca muy conocida me compré varias. Pensé en hacer lo mismo pero con zapatillas. Tenía que tener una web en la que en muy pocos pasos fuera fácil comprar. Ya lo difícil fue encontrar fábrica. Queríamos fabricar en España y, claro, esto hace que el coste sea un poco mayor y por eso no tenemos tiendas físicas, porque en algún eslabón de la cadena de distribución y venta hay que recortar gastos para que podamos ofrecer precios tan competitivos".

Él mismo se ha sorprendido con la evolución de su marca. "En un principio pensé que nuestro público objetivo era gente de entre 35 y 40 años, que le dieran ya un poco igual las marcas. Sin embargo, nos está comprando gente de 20", relata. Ahora anda preparando una partida de zapatillas para niños. "Nos hemos dado cuenta de que las mujeres quieren que sus maridos y sus hijos lleven las mismas zapatillas y hemos sacado unos cuantos modelos". Camisetas también hicieron, pero se las robaron. "Hicimos una prueba con 700 y nos devolvieron cuatro. No creo que volvamos a hacer más". Será, por tanto, una edición limitadísima. La de las supervivientes del robo que pudo acabar con D'Original.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios