Las multas por utilizar el móvil y no llevar el cinturón aumentan un 20%

  • El exceso de velocidad, con 12.669 infracciones, sigue encabezando las multas de los sevillanos

Un control de carreteras de la Guardia Civil. Un control de carreteras de la Guardia Civil.

Un control de carreteras de la Guardia Civil. / D. S.

Las sanciones por el uso del teléfono móvil y no llevar el cinturón de seguridad o el dispositivo homologado para los niños han acaparado las principales subidas porcentuales en las infracciones cometidas por los conductores sevillanos durante el año 2017. Del análisis de las estadísticas facilitadas por la Jefatura Provincial de Tráfico se desprende que las multas por circular sin el cinturón de seguridad o con el dispositivo obligatorio para los menores ascendieron el pasado año a 4.424, lo que representa un incremento del 21,87% con respecto a las 3.630 sanciones contabilizadas a lo largo de 2016.

Usar el teléfono móvil mientras se conduce fue objeto de 7.904 multas a los conductores sevillanos, un 19,50% más de las infracciones castigadas en 2016, cuando se impusieron 6.614 sanciones.

Sólo estas dos infracciones -cinturón y móvil- provocaron la pérdida de 13.272 y 23.712 puntos, respectivamente, según las estadísticas.

Pero, a pesar del fuerte incremento de estas multas, las principales irregularidades que cometen los sevillanos a la hora de circular siguen estando relacionadas con la conducción a una velocidad excesiva o bajo los efectos del alcohol. Así, durante 2017 fueron multados 12.380 conductores por exceso de velocidad, a los que se impusieron 12.669 sanciones por las que perdieron 28.942 puntos del permiso de conducir. De estas sanciones, la mayoría fueron de carácter leve -11.232 infracciones que llevan aparejadas la pérdida de dos puntos-, mientras que otras 1.072 multas ocasionaron la pérdida de cuatro puntos, y la multas más graves, las que detraen seis puntos, ascendieron a 365.

Por lo que se refiere a la conducción bajo los efectos de las sustancias alcohólicas, la DGT tramitó el pasado año 5.011 multas, lo que supone un 14,25% más de sanciones sobre las 4.385 registradas en 2016. Estas infracciones provocaron la pérdida de 22.870 puntos del carné.

Por dar positivo en los controles antidroga que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se emitieron a lo largo de 2017 en la provincia de Sevilla un total de 1.485 multas a 1.429 conductores, que además perdieron 8.910 puntos. Esta infracción es de las consideradas como muy graves y suponen la retirada de seis puntos.

Las estadísticas reflejan que las multas por circular tras haber consumido sustancias estupefacientes han crecido en sólo un año en una proporción del 55,82%, puesto que en el año 2016 se contabilizaron 953 sanciones y en 2017 hubo 532 multas más. La explicación de este crecimiento puede obedecer al aumento de este tipo de controles preventivos por parte de los cuerpos de la Policía Local.

Por el contrario, los datos del año pasado muestran un ligero descenso de otro tipo de sanciones como saltarse un semáforo en rojo o una señal de stop, mientras que también han subido las infracciones relacionadas con la conducción temeraria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios