La multinacional Iberphone creará 400 puestos de trabajo en Sevilla

  • Zoido se reunirá con los directivos tras conceder Urbanismo la licencia de obras

La misteriosa multinacional que se instalará en Sevilla y que el delegado de Urbanismo anunció en un momento de tensión en el Pleno del viernes, pero sin desvelar su nombre en ningún momento, es Iberphone, S.A. El concejal Maximiliano Vílchez (PP), desveló ayer que se ha aprobado en la comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo la concesión de la licencia de obras a esta multinacional de teleservicios, principalmente dedicada a la actividad de call center y el marketing telefónico para su instalación en la calle Economía del Polígono Industrial Carretera Amarilla, un proyecto que supondrá la creación de 400 puestos de trabajo. Preguntado sobre la calidad de estos puestos de trabajo, Vílchez aludió a las cifras del desempleo en Sevilla. Asegura que se tratará de empleos "fijos", lo que supone "una buena noticia para los 80.000 parados sevillanos, que esperan el establecimiento de empresas".

Vílchez precisó que la petición para esta licencia de obras se realizó en julio, por lo que se ha tramitado "en tiempo récord" su instalación en Sevilla. La licencia recoge el inicio de las obras en un máximo de seis meses, como es preceptivo por normativa.

Insistió en que los detalles del proyecto tendrán que ser dados a conocer por la propia empresa, con cuyos directivos se reunirá el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, en los próximos días.

El propio Zoido anunció a través de la red social Twitter que la ciudad hispalense gozará de "la creación de hasta 400 puestos de trabajo" gracias a un proyecto de la citada multinacional.

Mediante una entrada en la conocida red social, el alcalde de Sevilla señaló que Iberphone "se instalará en Sevilla, lo que supondrá la creación de hasta 400 puestos de trabajo". La mencionada multinacional engloba a la compañía del mismo sector Teleperformance España, que cuenta actualmente con una plataforma de teleservicios en Sevilla, en el edificio Viapol.

El delegado de Urbanismo realizó a medias el anuncio de esta nueva inversión en la ciudad en el transcurso del Pleno ordinario de septiembre, cuando la oposición socialista cuestiona la política urbanística del PP en determinados asuntos, como el proyecto de Decathlon que parece ya perdido en la Cartuja o la operación bloqueada de la antigua comisaria de la Gavidia. Vílchez comenzó de pronto a realizar un encendido discurso de defensa de su casi año y medio de gestión. Y de forma sorpresiva anunció que una multinacional se instalaría en la ciudad, pero emplazó a los grupos políticos a esperar a mitad de semana para revelar su nombre. La oposición guardó ayer silencio sobre este anuncio, aunque en privado desconfía de la calidad de los empleos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios