Un mundo de experiencias en la cocina

  • Chef de cocinaSevillano de nacimiento, ha dado "muchas vueltas" para adquirir un bagaje que le han llevado a ser Cocinero Andaluz del año y representar a nuestra región en el Salón Gourmet de Madrid

A pesar de su juventud, 27 años, a Juan Andrés Rodríguez Morilla le ha dado ya tiempo de dar "muchas vueltas" desde que a los quince años decidió meterse en el mundo de la cocina. Este sevillano de la Puerta Osario, aunque su familia se mudó a Huelva cuando tenía tan sólo 7 años, ha pasado, tras estudiar dos años en el Isla Antilla, por Francia, el Cenador de Salvador en Madrid, el Bulli, Hotel Hacienda Benazuza de Sevilla y el Drolma de Barcelona, el Claustro de Granada y el Hotel AC Santa Paula de Granada, del que es actualmente el chef ejecutivo. De todos, dice Juan Antonio, aprendió algo: "De Salvador, la cocina tradicional con mucha calidad en los productos. Con Rafa Morales, en el Benazuza, una cocina totalmente diferente, muy moderna, actualmente la más innovadora del mundo. Yo me quedo en una mezcla de los dos. No creo que el futuro de la cocina esté en lo que se está haciendo ahora". También ha ido tomando lo mejor de cada región española, "porque su éxito está en su variedad". Como el que él está teniendo en un año increíble: mejor cocinero joven de Granada, cocinero del año de Andalucía -con un plato de esturión de Riofrío-, tercero en la final nacional -con una presa ibérica con trinxat, de influencia catalana-. Ahora se prepara en Madrid para representar a Andalucía en el Salón Gourmet y, ojalá, clasificarse para el Bocuse D'Or de Lyon.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios