Unos 700 niños pueden cambiar de colegio tras las alegaciones

  • Se prevé el mismo número de demandas que en 2007 por presuntos fraudes en el proceso de admisión · El periodo para presentarlas concluyó ayer

Comentarios 3

El número de alegaciones contra los expedientes de escolarización alcanzará este año los 700, cifra similar a la de 2007, según estimaciones de la Delegación de Educación y de la plataforma de padres de alumnos que no han conseguido plaza en los centros concertados. Las primeras previsiones apuntan a un número similar al del año pasado, cuando se presentaron 731 reclamaciones por presuntas irregularidades en la documentación. Ayer concluyó el plazo para la presentación de estos recursos. Los que sean estimados por la inspección de Educación conllevarán un cambio de colegio en los niños que fueron admitidos al principio del proceso en los centros solicitados.

A falta de datos oficiales por parte de Educación, la tendencia de los últimos años demuestra que cada vez son más los padres que presentan alegaciones ante el incremento de fraudes a la hora de escolarizar a sus hijos. Algunas agencias de detectives -contratadas por los padres para detectar las irregularidades- han llegado a establecer que el 25% de los niños de un aula han logrado plaza por los datos falsos introducidos en su documentación.

Los padres que alegan son principalmente aquellos cuyos hijos se han quedado a pocos puntos de entrar en el colegio solicitado por primera vez. Normalmente, los padres de los 30 primeros niños que se han quedado fuera.

Para este año se prevé que disminuyan las alegaciones para primer curso de Primaria, tras la gran cantidad que se presentó el año pasado. La mayoría de ellas volverá a registrarse en primero de Infantil que abre las puertas para la permanencia segura en el centro escogido.

Hay plataformas de padres que han presentado una alegación común como ha sucedido en Los Maristas. En la mayoría de los centros ha sido a título individual. Este proceso genera, además, una situación que los padres califican de "alta tensión", ya se trata de denunciar a progenitores "de posibles compañeros de sus hijos". Una circunstancia que no es grata a nadie que inicia el procedimiento. Por este motivo, algunas plataformas, como la de los Padres Blancos, exigen que sea la propia Administaración autonómica la que se encarge de investigar los expedientes y detectar los fraudes que se hayan cometido. En el caso de este centro concertado de Los Remedios, las alegaciones presentadas han sido aproximadamante de 20 en Infantil y de 10 en Primaria.

Las reclamaciones se presentan en la delegación. El dato que más suele recurrirse es el domicio familiar, donde se detecta con mayor facilidad el engaño. La próxima semana se dará a conocer el número exacto de alegaciones, muchas de las cuales ya se investigan. A finales de julio se conocerán las que han sido estimadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios