Los notarios de Sevilla notan ya la desaceleración inmobiliaria

  • El Colegio Notarial dice que su volumen de trabajo ha bajado entre un 10% y un 30%

El decano del Colegio Notarial de Sevilla, Antonio Ojeda, declaró ayer que los notarios ya están notando los efectos de la desaceleración inmobiliaria, de forma que se está registrando un descenso de entre el 10 por ciento y el 30 por ciento en la actividad notarial, según las estimaciones efectuadas por el sector. Ojeda apuntó asimismo la existencia de una restricción en la concesión de los créditos hipotecarios concedidos por bancos y cajas de ahorros, "que están exigiendo mayores seguridades y garantías a sus prestatarios, a los que demandan mayor número de avales".

"Las entidades han cerrado el grifo, hasta el punto de que adquirientes de pisos que no tienen mucha solvencia están encontrando reales dificultades para financiar la compra de una vivienda, y eso antes no ocurría", agregó el representante de los notarios sevillanos, que precisó que esta situación "repercute en los ingresos" de los notarios. Antonio Ojeda precisó que el descenso se ha notado "aún más" desde inicios del año, de manera que "en el último trimestre se registró cierta bajada pero dentro de lo estimado". El decano agregó que a la paralización del sector se suman las convocatorias de elecciones "que paralizan el conjunto de la actividad y que nos hace entrar en un compás de espera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios