Patrimonio Novedad editorial

Una nueva visión de la Catedral

  • El Cabildo publica el primer libro de fotografías sobre el templo · Su autor es Antonio del Junco y está editado por Páginas del Sur, empresa del Grupo Joly

Un libro para ver de otra manera. La primera publicación realizada exclusivamente con fotografías sobre la Catedral de Sevilla ya es una realidad. Su autor es el fotógrafo sevillano Antonio del Junco y ha sido posible gracias al encargo del Cabildo Catedral y a la cuidada edición llevada a cabo por Páginas del Sur, empresa del Grupo Joly. Del Junco ha conseguido captar con su objetivo los distintos matices que encierra el enorme edificio gótico que es la Catedral en una obra que contiene unas breves explicaciones de las imágenes en español e inglés. "Se trata de una auténtica joya para disfrutar y para regalar", aseveró el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante la presentación, que tuvo lugar ayer en la Sala Capitular del templo. Por parte del Grupo Joly estuvieron presentes su director general, Juan Carlos Fernández; y el director del área financiera, José Manuel Uceda. De Páginas del Suracudió su gerente, Juan Antonio Romero.

El libro ha sido editado con dos portadas. Una más del gusto sevillano, con una fotografía de una de las azucenas que jalonan la Giralda, tomada por la noche; y otra pensada más para el turista, con la torre, de día, retratada desde una de las azoteas. Con el nombre Otra forma de mirar la Catedral de Sevilla, la publicación está dividida en seis partes. La primera de ellas, el prólogo del periodista y escritor Francisco Robles, lleva por nombre La Catedral del tiempo. El trabajo de Antonio del Junco comienza en Una piel de piedra cubre la Catedral. El fotógrafo dedica este capítulo al exterior del templo captado desde diferentes lugares y con gran profusión de detalles, como la colección de gárgolas que se disponen a lo largo del edificio o los pináculos y el propio Giraldillo recortados en el naranja del atardecer. "Este libro refleja no sólo la arquitectura de la Catedral, también la poesía que tiene y que pocas personas son capaces de ver. Gracias por ayudarnos a ver lo que no somos capaces de mirar y a mirar lo que no somos capaces de ver", resumió Francisco Robles durante la presentación. Espectaculares son las cuatro vistas desde las caras de la Giralda tomadas en vertical.

El silencio que llenas las naves está compuesto por decenas de fotos interiores del templo. Desde el suelo hasta los techos y bóvedas. El artistas se vale de las luces y las sombras para crear una atmósfera única de las innumerables joyas que guarda la Catedral, como el coro y sus rejas, o el patio del Mariscal. Del Junco se recrea con los detalles en el cuarto capítulo del libro: Los tesoros escondidos. Un querubín de la Sacristía Mayor, un crucificado del siglo XVII tallado en marfil por Alonso Cano, las manos de la Cieguecita de Martínez Montañés, el nuevo monumento a Juan Pablo II, el Cristo de los Cálices y hasta el mítico lagarto tienen cabida en estas páginas, siempre con la particular visión del fotógrafo. Como no podía ser de otra manera, Las fiestas en Santa María de la Sede constituye otro de los capítulos destacados. El revuelo de las niñas del coro esperando para ensayar, los bailes de los Seises, los honores del arma de Ingenieros a San Fernando en su festividad, la procesión de la Virgen de los Reyes, y una serie de fotografías de los cortejos procesionales por el interior y exterior del templo, encierran estas páginas. El libro concluye con las fotografías dedicadas a la Giralda, La más hermosa torre del orbe.

Antonio del Junco agradeció al Cabildo la oportunidad que le han brindado de poder fotografiar la Catedral: "Ha sido un privilegio. Cuando fui a ver a Francisco Navarro le pedí permiso para hacer fotos para mí y me dijo que por qué no hacía un libro para el Cabildo. Me otorgó autorización para acceder a cualquier lugar a cualquier hora. He sido un privilegiado que ha podido disfrutar de todo esto". Del Junco reveló que en todos estos meses había tomado 10.000 instantáneas de las que ha tenido que seleccionar 150 para el libro.

El arzobispo, Juan José Asenjo, destacó que la Catedral es mucho más de lo que parece. "No sólo es un templo, es un lugar espiritual. Su finalidad es evangélica y catequética. Tenemos que velar por esto para que no se pierda". El prelado felicitó a Del Junco por el resultado del trabajo: "No es una obra al uso, ni un libro técnico, ni una guía turística. Es un regalo para la vista. Una manera inusual de presentar la belleza de nuestra Catedral mostrando aspectos en los que nadie antes había reparado". Zoido, amigo de Antonio del Junco de hace muchos años, quiso resaltar la calidad de la publicación: "Estoy muy orgulloso de nuestro patrimonio y talento. Con poco dinero el talento destaca y sobresale y se puede dar un salto cualitativo. Puedes sentirte orgulloso porque este libro es una demostración de tu talento".

Por su parte, Francisco Robles, en su presentación, explicó que la Catedral es como una ciudad dentro de la ciudad. "Las columnas serían las murallas. Las gradas, los suburbios. También tiene sus puertas. Dentro están los barrios, que son las capillas laterales.Y el centro: la Capilla Real, el Altar Mayor y el Coro. También hay un cementerio y un parque: el Patio de los Naranjos. Tiene una iglesia: el Sagrario. Y la modernidad a modo de rascacielos: la Giralda. Este libro refleja todo eso".

El libro se puede adquirir en la tienda de recuerdos de la Catedral y en las principales librerías de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios