Curiosidades

Un nuevo ejemplo de que el arte no tiene fronteras...

  • Mira cómo canta y toca las castañuelas este vendedor ambulante en la feria de Dos Hermanas 

Comentarios 1

Cuando Gabriel Herrera se paró con su hija Martina, de dos años, en uno de los puestos de la Feria de Dos Hermanas para mirar unas pulseras no sospechaba que allí iba a captar la imagen más sorprendente de la fiesta nazarena. El vendedor ambulante africano de repente empezó a cantar unas sevillanas mientras tocaba las castañuelas despertando al admiración y las risas del personal. Ocurrió este sábado. El arte, éste es un buen ejemplo, no entiende de fronteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios