Las obras del Jardín Americano comenzarán antes de fin de año

  • Ayuntamiento y CHG conceden a la empresa pública Tragsa la ejecución de un proyecto que recuperará la margen derecha del Guadalquivir . Rehabilitará el emblemático espacio verde abandonado desde 1992

El Ayuntamiento de Sevilla comenzará antes de que termine el presente año las obras de la nueva zona verde situada en la margen derecha del Guadalquivir entre el puente del Patrocinio y el del Alamillo y que incluirá la deseada intervención sobre el Jardín Americano de la Exposición Universal de 1992, abandonado prácticamente desde entonces salvo leves actuaciones del Consistorio. Este proyecto supondrá una inversión de algo más de nueve millones de euros y está incluido en el paquete de zonas verdes recogidas en el convenio firmado entre el Ayuntamiento hispalense y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para la recuperación de 13 espacios fluviales por toda la ciudad.

La ejecución de este proyecto tendrá un plazo de 18 meses y será ejecutado por la empresa pública Tragsa, dependiente de la Junta de Andalucía. De esta forma, este proyecto será el único que quedará exclusivamente en manos públicas, dado que el resto sigue el procedimiento ordinario de concursos para su adjudicación a constructoras privadas. El motivo de esta variación obedece al retraso que hubiera sufrido el proyecto en caso de seguir el procedimiento habitual, puesto que la CHG había dejado esta intervención como una de las últimas en un orden de prioridades. Sin embargo, el anterior delegado de Medio Ambiente, Rafael Pineda, se dirigió a la Junta para tratar de acelerar el proceso, puesto que el proyecto incluye la reforma del Pabellón de la Naturaleza, donde el Consistorio quiere instalar un centro de educación ambiental. La negociación culminó el pasado 9 de noviembre, cuando la CHG otorgó el proyecto a Tragsa.

Otro de los motivos del retraso ha sido la modificación del proyecto respecto a la idea original del arquitecto Pedro García del Barrio. Los cambios han obedecido a la directriz del Ayuntamiento de reducir el coste de la obra -que tenía un presupuesto original de más de 17 millones de euros- y darle un giro más "botánico" y "accesible" para el ciudadano, frente a un primer dibujo en el que "primaba más el diseño que la funcionalidad", explicó ayer a este periódico la actual delegada municipal de Medio Ambiente, Encarnación Martínez. Estos cambios -por ejemplo, la sustitución de unos pequeños jardines que jalonaban todo el recorrido rodeados por una paredes de metacrilato- también fueron solicitados por algunos expertos universitarios de la Fundación Naturalia XXI, que ha supervisado el proyecto junto al Ayuntamiento para que se ajuste a criterios más ecológicos.

Otro de los elementos que se ha incorporado al proyecto como modificación sobre el diseño original es una pasarela de madera que conectará la ribera del río desde el pabellón de la Navegación hasta los Jardines del Guadalquivir -junto al Auditorio Rocío Jurado- y que bordeará el Jardín Americano sobre la misma lámina de agua. El objetivo de esta pasarela es permitir la circulación de los visitantes en los momentos en los que el Jardín esté cerrado al público y, por tanto, corte el paseo lineal que discurrirá desde el Puente del Patrocinio al Alamillo.

El proyecto tiene como eje fundamental una serie de caminos y senderos que conectarán los diversos espacios que se crearán -como el nuevo parque en la zona de Puerta Triana- o los que ya existen -como el propio Jardín Americano o el pabellón del Futuro, para el que todavía no existe un uso definido-. La intervención también plantea la reforestación de toda esta margen derecha de la dársena del Guadalquivir a través de la recuperación de la vegetación autóctona de ribera y sólo abandona la orilla del río a la altura del CAR, donde se propone una remodelación de las aceras para permitir que se mantengan las vistas de los paseantes sobre la lámina de agua. El autor consideró que esta ribera del río resulta "un territorio inaccesible, que se comporta como un verdadero agujero negro urbano que ha venido contribuyendo en años pasados al aislamiento del río de la vida de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios