Las obras de la unidad de ictus del Macarena están ya casi acabadas

  • La futura estancia tendrá seis camas monitorizadas y un personal de enfermería exclusivo con guardias de 24 horas

Las obras de la unidad de ictus del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla están ya "prácticamente acabadas", por lo que se prevé que en breve puedan estar operativas "las seis camas monitorizadas" con las que contará la que será "la primera unidad en Andalucía específica y que cumpla con todos los parámetros" que se le presuponen a una unidad del tipo, más allá de los dispositivos que ya existen en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla (con cuatro camas) y en el Carlos Haya de Málaga (con otras cuatro camas).

Fuentes conocedoras de la evolución de estas obras consultadas por Europa Press avanzaron que el espacio que ocupará este dispositivo, "dos habitaciones unidas ahora en un mismo espacio en la séptima planta del hospital", donde se encuentra Neurología, contará con "seis camas monitorizadas" y un servicio de enfermería "exclusivo" para este dispositivo.

"Las obras van a buen ritmo y esta semana comprobamos que la unidad de ictus está prácticamente acabada, por lo que aprovecharemos también para enseñársela al responsable que lleva la unidad de ictus en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, que estará en nuestro centro en unas jornadas", declararon estas fuentes, que insistieron en el hecho de que, "aunque faltan por poner mamparas y meter algunos monitores, la cuestión de la obra en sí, como son los baños, tirar el tabique que separaba ambas habitaciones o hacer la adaptación del equipo de aire acondicionado; todo eso ya está hecho".

En cuanto a la dotación de personal, precisaron que en dicha unidad habrá un neurólogo por la mañana, mientras que el resto del tiempo lo cubrirá el médico que esté de guardia. Con todo, incidieron en que habrá las 24 horas "presencia física enfermera exclusiva dentro de la misma unidad", un personal que se dedicará "sólo a las labores de este dispositivo", que prevé asistir una media anual de 400 enfermos.

"La del Macarena será la primera unidad de ictus completa en Andalucía, ya que cumplirá con los requisitos de ser un espacio delimitado, con una enfermería únicamente dedicada a la unidad de ictus, que los demás dispositivos no tienen, y con una guardia de 24 horas completa con presencia física", resaltaron las mencionadas fuentes. Además, destacaron la inclusión de una unidad de fisioterapia "asociada también a este dispositivo de ictus y que estará en una sala contigua".

"El personal de enfermería de nuestra planta está ya incluso hasta redistribuido para que una parte del mismo se dedique en exclusiva a la unidad de ictus, además de que la fisioterapeuta está también trabajando", prosiguieron las fuentes, que, en el ámbito del personal, sostuvieron que "lo único que falta es el asunto de organizar las guardias".

Según la Federación Española de Ictus, que alude a los datos del grupo de estudio de enfermedades cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología, esta patología cerebrovascular supone la primera causa de mortalidad entre las mujeres españoles y la segunda en los varones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios