Los 'okupas' ponen fin a su protesta en el Quinto Centenario

  • El colectivo Casas Viejas anuncia movilizaciones por el centro de la ciudad

Los dos activistas pertenecientes al colectivo de Casas Viejas que permanecían colgados en el puente del Quinto Centenario de Sevilla desde hace tres días, en demanda de la retirada de los cargos judiciales contra sus compañeros que se resistieron al desalojo del centro social situado en el Pumarejo, bajaron ayer de esta estructura sin que la Policía les detuviera tras esta iniciativa. Según informó a Europa Press uno de los miembros del colectivo, los dos activistas descendieron del puente "por sus propios medios", sin que la Policía los haya "identificado o detenido gracias a la labor mediadora de los abogados". Por el momento, según dijo, el colectivo se tomará un "pequeño respiro", pero la semana que viene retomarán las movilizaciones por el centro de la ciudad con el doble objetivo de "agradecer el apoyo recibido por los sevillanos", y conseguir que la gente visualice que la "campaña de intoxicación informativa emprendida por la Policía y algunos medios de comunicación es ridícula", por otro. "No somos etarras ni tenemos ninguna vinculación con ellos", aseguró este portavoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios