Los padres cifran en más de 400 los niños sin plaza escolar

  • La Delegación de Educación dará a conocer las vacantes a finales de mes

Comentarios 8

Los padres que no han logrado plaza en el colegio que prefieren para sus hijos (centros concertados) cifran en 412 los niños que no aparecen en las listas provisionales de admitidos. Procedentes de distintos puntos de la ciudad, alrededor de cien familias acudieron ayer a la convocatoria de la plataforma de padres del Portaceli para aunar esfuerzos y adoptar medidas de presión ante la Delegación de Educación. Precisamente el Portaceli es el centro que registra este año el mayor desajuste entre la oferta y la demanda escolar (83 solicitudes en Infantil que no puede asumir y otros 38 excluidos en Primaria) debido entre otros motivos a la concertación de las cinco líneas de Infantil. Esta medida ha provocado una avalancha de solicitudes en este colegio de Nervión.

Otros de los centros educativos con más problemas de escolarización se encuentran en la zona escolar de Los Remedios-Triana: en los Maristas son 38 los niños sin plaza; en Padres Blancos, 72 pequeños fuera; en Santa Ana, 61 en Infantil; y en Los Salesianos de Triana, 39 sin plaza. En el centro, padres de Las Salesianas de San Vicente cifran en 25 los niños que no han logrado plaza; en el Porvenir, Compañía de María tiene siete solicitudes más de las plazas que oferta en Infantil; en Las Salesianas de Nervión, son 24 los niños sin plaza y en el Buen Pastor son nueve.

Los padres acordaron, entre otras medias, solicitar a través de cada colegio un aumento de la ratio (la normativa establece 25 alumnos por aula), una medida extraordinaria que la Delegación de Educación adopta para permitir el acceso de más niños en los colegios. La ratio en Infantil puede subir como máximo a 28. En el actual proceso de escolarización el delegado de Educación, Jaime Mougan, ha subido ya la ratio en la zona escolar del Casco Histórico a 26 alumnos ante la escasez de plazas públicas en este área.

Otra de las alegaciones más recurrentes que presentarán los padres es el derecho de las familias a escoger el colegio para sus hijos. Incluso los padres reunidos ayer en el Portaceli prefieren que sus hijos cursen en aulas prefabricadas (caracolas) si éstas se colocan en los colegios concertados que prefieren. Y es que la inmensa mayoría de los padres que ayer constituyeron una nueva plataforma de todos los centros citados anteriormente quieren un colegio concertado para sus hijos y no un centro público. Entre otros motivos, por el carácter religioso de estos colegios, explicó ayer uno de los portavoces de la plataforma, Francisco Ruiz.

En el grupo minoritario de padres que sólo quieren un colegio, público o concertado, que esté cerca de su casa se encuentra Francisco Lezama. Este padre vive a cien metros de Padres Blancos y su mujer padece discapacidad pero su hija sólo tiene 11 puntos y está fuera de las listas. "Es de necesidad, no podemos ceder en el derecho a una plaza escolar pública", explico Lezama. "Es increíble tener un colegio frente a mi casa y no poder acceder".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios