Sevilla

El paro aumenta en un año más de un 34% y se sitúa en las cotas de 1997

  • Casi 157.000 sevillanos están inscritos en las listas del SAE tras la mayor subida de los últimos 12 años · El número de desempleados en la construcción se ha doblado desde octubre del año pasado

Comentarios 8

El empleo está pagando los platos rotos de la crisis. La provincia de Sevilla cuenta con un total de 156.999 parados, el equivalente a la suma de la población total de Dos Hermanas y Mairena del Aljarafe. El número de inscritos en las listas del Servicio Andaluz de Empleo aumentó el pasado mes de octubre más de un 34% respecto al mismo mes de 2007, lo que supone en números redondos 40.000 personas más a la caza y captura de un puesto de trabajo. Hay que remontarse diez años para encontrar una cifra superior, según los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

El deterioro del mercado de trabajo es de tal calibre que nunca se había registrado en Sevilla un aumento tan brutal desde 1996, último ejercicio del que se disponen estadísticas comparables a las actuales. El único año en el que el paro aumentó durante un mes de octubre en términos interanuales fue 2002, y el porcentaje no llegó al 5,5%. Es más, la última Encuesta de Población Activa, publicada hace diez días, estimaba en sólo 139.000 el número de parados registrados en la provincia de Sevilla durante el tercer trimestre del año, un dato que arroja luz sobre la rapidez del aumento del desempleo. Si la última tasa de paro se situó casi en el 16%, es previsible que Sevilla coquetee con un desempleo del 20% a corto plazo si el mercado sigue deteriorándose a este ritmo.

El consuelo para la economía sevillana es que el incremento medio registrado en Andalucía y en el cómputo nacional es aún mayor, con un aumento interanual del 36,7% y del 37,5%, respectivamente.

Todos los sectores registraron crecimientos de dos dígitos, pero uno de ellos destaca con luz propia: la construcción. La antigua locomotora de la economía ha descarrilado y la situación se agudiza mes a mes, con un incremento del 10% respecto a septiembre. Si se compara el dato con el registrado en octubre de 2007, el número de parados casi se ha doblado, rozando ya los 26.000 desempleados, cuando hace un año no llegaba a las 13.500 personas.

La agricultura también sufre el deterioro económico, con un incremento del número de parados en más de un 44% respecto a octubre de 2007, aunque su peso en el desempleo global es muy inferior al del resto de sectores. La industria sevillana tampoco ha podido evitar el alza del desempleo, con un incremento del paro de casi un 30% respecto al año pasado. Y en el sector servicios, que aporta la mayor parte del empleo, el monto total de parados subió un 26% hasta las 83.000 personas.

La pésima situación económica ya está haciendo mella en la afiliación a la Seguridad Social, que hasta hace poco se había mantenido estable a pesar de los embates del desempleo. El número de afiliados cayó un 2,8% respecto al mes de octubre del año pasado debido principalmente a la pérdida de personas que cotizan al régimen general, contrastando con el leve incremento de afiliados en autónomos y empleados del hogar.

Y las perspectivas no son buenas a corto plazo. La contratación ha caído un 20% en un año, lo que supone la pérdida de más de 21.700 contratos en la provincia de Sevilla. La temporalidad sigue siendo la tónica habitual, ya que sólo cinco de cada cien contratos fueron de carácter indefinido. Malos datos para cerrar un año que salvo un milagro, será nefasto para el empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios