Huelga en tussam El Ayuntamiento ratifica que no cederá al chantaje

Los paros afectarán a 300.000 usuarios de todos los distritos

  • Tussam calcula una espera mínima en paradas de una hora, tiempo que podría aumentar en las líneas con más demanda de viajeros: 2, 6, 12, 13, 27, C1 y C2

Comentarios 8

La huelga de los autobuses de Tussam convocada para hoy dejará sin transporte a casi 300.000 usuarios, muchos de los cuales utilizan este transporte hasta cuatro veces al día, según cálculos de la empresa, que incluye en este cómputo todas las veces que un viajero cancela su billete. Los servicios mínimos fijados por la Junta autorizan la circulación de un vehículo por línea (38 autobuses en total), cantidad que aumentará a 90 autobuses en hora punta, cuando lo habitual es que presten servicio 300 vehículos diarios por todos los barrios.

Los paros perjudicarán en mayor medida a los usuarios de las líneas con más demanda, tales como la 2 (Barqueta-Heliópolis), la 6 (Glorieta San Lázaro-Ciudad Sanitaria), la 12 (Pino Montano-Encarnación), la 13 (Pino Montano-Plaza del Duque), la 27 (Sevilla Este-Encarnación) y los circulares exteriores C1 y C2. En estos puntos se esperan considerables las colas de viajeros, teniendo en cuenta que la espera mínima en parada no bajará de una hora, con lo que habrá autobuses que circulen repletos sin posibilidad real de recoger más personas.

El portavoz del gobierno municipal de Sevilla, el socialista Emilio Carrillo, ratificó ayer la postura del Ayuntamiento en este conflicto, que se extenderá a toda la semana de la Feria de Abril, si las posturas entre las partes siguen tan enfrentadas como hasta ahora. Carrillo declaró a la prensa que no pueden "admitir que los ciudadanos sean utilizados a modo de chantaje" ante unas reivindicaciones de este colectivo que "no son justas".

Tras reunirse ayer la junta de gobierno local, el portavoz del gobierno y concejal de Urbanismo dijo que al ejecutivo municipal le corresponde "velar por los intereses generales" y mantendrá una "posición absolutamente firme" ante el conflicto. Carrillo lamentó que, por velar por el interés general, muchos sevillanos se verán hoy afectados en su vida cotidiana por el primer día de paro.

"Vamos a aguantar el envite", declaró el edil, quien confía en que la ciudadanía "entienda la posición de firmeza que mantiene y va a mantener el gobierno". El portavoz añadió que el gobierno local tiene "la esperanza" de que la plantilla de los autobuses urbanos reflexione y que tienen "constancia de que estas movilizaciones realmente no cuentan con el apoyo de la mayoría de los trabajadores" de Tussam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios