El 'parque' de la Feria

  • Cientos de matorrales y frondosos árboles adornan el descampado del Real en Los Remedios

Comentarios 3

El Real de la Feria es un lugar tranquilo durante el verano. No hay ningún rastro de la Feria de Abril (o de mayo) pasada. Ni la portada, ni las casetas, ni los carteles de las calles con nombres de toreros están. Es un descampado inutilizado que se limita a separar Tablada de Los Remedios y el Club Naútico de la Calle del Infierno, que sirve de aparcamiento público y abierto.

En estos días, de intenso calor (casi 40 grados de máxima) y mínima actividad en la ciudad, el recinto ferial presenta un aspecto curioso, pues cientos de matorrales han proliferado entre las parcelas de las casetas y los árboles presentan una imagen envidiable, formando importantes hileras que dan sombra en muchas zonas y dejan estampas propias de otros lugares de Sevilla.

Este aspecto verde que tiene el recinto ferial podría asemejarse al de cualquier parque sevillano. Hay excrementos de perros, vidrios rotos de litros de cerveza o aparcacoches colocados estratégicamente bajo los árboles que sólo se mueven para poner la mano. Incluso las vallas que lo cercan, están rotas y permiten dar un agradable paseo para rememorar ferias pasadas o imaginar como será la siguiente, que comenzará en menos de 250 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios