Dos presos peligrosos aceptan una condena de cuatro años y nueve meses por secuestrar a un educador

  • El secuestro finalizó cuando los dos reclusos entregaron las armas de fabricación casera con la que amenazaron al educador, después de hablar con sus familias, sin que nadie resultara herido.

Dos internos peligrosos de la prisión de Sevilla-II, ubicada en Morón de la Frontera, han aceptado este martes una condena de cuatro años y nueve meses de prisión por haber secuestrado en marzo de 2011 a un educador, al que retuvieron durante más de dos horas e intimidaron con sendos objetos cortantes de fabricación casera. Los internos depusieron las armas después de hablar con sus familias sin que se hayan registrado heridos.

El juicio se iba a celebrar hoy en la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla, pero los dos acusados, Sergio G. B. Y Daniel R. A., han reconocido los hechos y han aceptado la condena de cuatro años y nueve meses. Los internos están actualmente encarcelados en prisiones de Galicia y Madrid, respectivamente.

El suceso se produjo sobre las 11:15 horas en el módulo de aislamiento de la prisión de Morón, donde había en ese momento 37 reclusos clasificados en primer grado, por lo que se consideran que se trata de presos peligrosos, reincidentes o con delitos muy graves, como es el caso de terroristas.

Cuando el educador se disponía a abandonar el módulo, al haber terminado la actividad con los internos, los dos reclusos se abalanzaron sobre él y le amenazaron con dos armas blancas de fabricación casera. Según las mismas fuentes, los internos portaban sendas chapas afiladas por ambos lados, que habían liado en trapos y que habían escondido en sus calzoncillos para evitar que saltaran las alarmas.

A partir de ese momento, los dos reclusos se hicieron fuertes en el módulo, con el educador secuestrado, y plantearon una tabla reivindicativa, en la que solicitaba uno de ellos hablar con su novia, que está interna en otra cárcel, que les clasificaran en otro régimen menos severo que el que tienen e incluso que les suministraran droga. Los internos pedían incluso que se les trasladara a la prisión de Valencia, donde se halla recluida la novia de uno de ellos.

El director de la prisión de Morón estableció como sucede en estos casos un gabinete de crisis y comenzó la negociación directamente con los dos secuestradores. Fruto de esa negociación, el director consiguió que los dos reclusos depusieran su actitud sobre las 14:00 horas y entregaran las armas, así como dos bolígrafos que también tenían y que podían haber utilizado como medio de agresión. Los dos internos se entregaron después de haber hablado con sus respectivas familias y haber recibido café y tabaco durante la negociación.

Ni el educador ni los dos internos que han protagonizado el altercado ni ningún funcionario de la cárcel ha resultado herido.

Los dos internos cuentan entre sus antecedentes con varios delitos de sangre, aunque ninguna muerte, y uno de ellos había lesionado hace unos años a un funcionario de la prisión de Alicante en otro altercado similar al que ha ocurrido esta mañana en Morón del Frontera. Según las mismas fuentes, se trata de dos presos que a lo largo de su estancia en distintas prisiones han protagonizado otros intentos de secuestro. Los dos reclusos no tienen una condena muy elevada, aunque altercado como estos van incrementado su pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios