"¿Qué es peor, que te acusen de ser un etarra o de malos tratos?"

  • Los 'okupas' de Casas Viejas dicen que el vídeo del túnel demostrará que sus acusaciones a la Policía "tienen base"

Comentarios 5

Los okupas del inmueble conocido como Casas Viejas están "tranquilos" ante la investigación abierta por la Fiscalía hispalense para tratar de determinar si incurrieron en varios delitos de injurias y calumnias al denunciar públicamente que la Policía y los Bomberos maltrataron y torturaron a los activistas que estuvieron encerrados en un zulo durante 37 horas para impedir el desalojo.

Uno de los portavoces de la asamblea de Casas Viejas, José García, explicó ayer que esperaban esta reacción desde la Delegación del Gobierno, cuyo responsable, Juan José López Garzón, ha elevado a la Fiscalía una denuncia por posibles delitos de injurias y calumnias, como adelantó Diario de Sevilla. "Hay otra investigación más interesante, la que nos vincula con ETA y sobre la que pedimos una reunión el pasado 13 diciembre al delegado del Gobierno y aún no nos ha contestado", dijo el activista, que calificó esta vinculación como un "bulo lanzado para perjudicarnos ante la opinión pública".

Los okupas sostienen que la denuncia del delegado es una reacción a las tres denuncias que el colectivo presentó por delitos de detención ilegal, en relación a las personas que estuvieron retenidas durante ocho horas, así como contra dos policías a los que atribuyen un delito de lesiones por golpear supuestamente a una joven durante la manifestación del pasado 29 de noviembre, cuando se inició el desalojo del inmueble ubicado en la calle Aniceto Sáenz.

El portavoz de los okupas opinó que la denuncia del delegado del Gobierno "no tiene ninguna base" y, en cualquier caso, anunció que disponen de suficientes pruebas para su defensa. José García explicó que cuentan con las imágenes grabadas con la cámara oculta que instalaron en el túnel y, aunque no quiso desvelar su contenido, sí indicó que "puede servir de prueba en el tribunal; el juez determinará si sirve para acreditar que la acusación tiene cierta base, con lo cual las manifestaciones no serían injuriosas, o para demostrar los malos tratos". El portavoz dijo que son los policías quienes tienen que estar "preocupados", porque ellos tienen "la sartén por el mango" y "más cosas contra la Policía que ésta contra los okupas". En todo caso, confió en que no serán condenados por injurias, porque "¿qué es peor, que te acusen de ser un etarra o de malos tratos?", se preguntó José García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios