Los datos personales en la basura están sirviendo a Lipasam para multar

  • Una vecina de Triana tendrá que pagar 120 euros por dejar su bolsa fuera del contenedor y hay 1.100 expedientes más

Comentarios 20

La empresa municipal de limpieza de Sevilla (Lipasam) ha tramitado un expediente sancionador de 120 euros para una residente en el barrio de Triana que durante varios días dejó bolsas de basura en la calle y a una cierta distancia además de los contenedores habilitados para ello. La empresa pública reconoció la propiedad de los residuos por el estudio de la documentación encontrada en el interior de éstas.

El gerente de Lipasam, Rafael Pineda, explicó a Europa Press que durante el último año han sido 1.100 los expedientes sancionadores tramitados por la empresa municipal debido a esta causa, con una intervención que se activa cuando se observa que "sistemáticamente" y a una distancia de al menos 50 metros de los contenedores habilitados para tal efecto, se detectan las bolsas de residuos.

En el caso concreto de esta vecina de Triana, que llevó a cabo la infracción en la calle Mar de Plata, ella misma "reconoció que la bolsa era suya y que la había dejado fuera de hora", según el gerente. En este sentido, Rafael Pineda reivindicó que en todas estas actuaciones en las que se ha averiguado de dónde proviene la basura "nunca hemos tenido un caso en el que se haya demostrado que no era tal propietario".

El gerente de Lipasam añadió que esta práctica nunca supone una sanción cuando aparece al lado mismo del contenedor, "sino en medio de las calles", y que para evitar este tipo de infracciones la empresa pública ha llevado a cabo una labor publicitaria y de buzoneo.

La metodología seguida por Lipasam para averiguar la propiedad fue cuestionada ayer, por otra parte, por la Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción (Facua) de Sevilla, cuyo portavoz, Rubén Sánchez, opinó que aunque la finalidad es "correcta", el procedimiento no lo es y que es muy difícil demostrar que ha sido el propietario y titular de los documentos que aparecen en las bolsas el que ha depositado la basura fuera del contenedor. Al contrario, abogó por aumentar la inspección de las zonas donde esta práctica es habitual.

Según Sánchez, cualquier usuario al que se le abre un expediente sancionador por la documentación encontrada "respondería argumentando que él no ha tirado la basura a la calle, porque no hay pruebas". Así, ejemplificó en que un indigente podría haber removido la basura, extremo sobre el que Lipasam aduce que se trataría entonces de una situación "puntual".

"Jurídicamente no hay elemento por el que se le pudiera multar", dijo el portavoz de Facua Sevilla, que abogó por "buscar otra vía" para sancionar, como la contratación de personal para que en determinadas zonas conflictivas o problemáticas pudiera vigilar, ser testigo por tanto de las infracciones y proceder a denunciarlas en su caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios