Los placeros de Bellavista exigen aire acondicionado en el mercado

  • El nuevo mercado de la zona presenta humedades y falta de ventilación cuatro meses después de su apertura · Los clientes consideran "insostenible" la situación

Los industriales del mercado de abastos de Bellavista denunciaron ayer las precarias condiciones en que se encuentra el mercado por los "incumplimientos del Ayuntamiento de Sevilla" y de las promesas que realizara el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el pasado 16 de marzo, en el acto de inauguración de las nuevas instalaciones.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Bellavista, Francisco José Tornay, informó a este periódico de que la plaza tiene "importantes humedades" desde el día de la inauguración, denunciándolo esa misma jornada ante el alcalde para que se buscara una solución lo antes posible. Tras cuatro meses desde de la apertura de la plaza, el edificio presenta no sólo problemas de humedades, perfectamente apreciables, sino que el recinto no cuenta ni con ventilación ni refrigeración.

En la comparecencia también estuvieron los secretarios de la asociación de comerciantes, Antonio Ramos y Marcos Franco, que explicaron que pese a las repetidas insistencias al Ayuntamiento, el nuevo edificio continúa sin aire acondicionado, aunque cuenta con toda la instalación tan sólo a la espera de que el Ayuntamiento o la delegación correspondiente decida dar "el visto bueno para su funcionamiento".

La situación, según manifestaron los representantes de los comerciantes, la sufren los placeros que atienden los 22 puestos de los que se compone el mercado, soportando altas temperaturas y humedades dentro del recinto. La falta de refrigeración afecta a la conservación de los productos perecederos. Rosi, pescadera de la plaza, lamentó la situación que están padeciendo todos los placeros y afirmó que "la plaza es de vergüenza, nos va a dar un día una lipotimia, entre el calor y las humedades. Esto no se puede soportar".

Una clienta del mercado, María Benítez, manifestó que "no se puede comprar en la plaza porque es insoportable el calor que hace" y aseguró que prefiere ir a otros mercados.

El colectivo de comerciantes denunció también que el antiguo mercado "provisional", ubicado justo al lado del nuevo edificio, "no ha sido demolido", pese al compromiso que el alcade hizo el día de la inauguración, cuando constató que "los trabajos de demolición empezarían quince días después de la apertura", como afirma uno de los representantes de la plaza. Tras el derribo del antiguo mercado, estaba prevista la utilización de esta parcela como un aparcamiento, ya que desde que se construyó el actual mercado se ha visto reducido el número de plazas en la zona.

El Ayuntamiento aseguró ayer que el aire acondicionado del edificio "funciona" y afirmó que el antiguo mercado será derribado el próximo miércoles. Con respecto a la humedad, anunció que "se está tramitando el expediente administrativo para corregirla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios